• hace 6 meses
  • TeVe

Por estos días está finalizando el rodaje de la película "Desearás... al marido de tu hermana" que protagonizan Pampita-en su debut cinematográfico con escenas de alto voltaje erótico-, Mónica Antonópulos, Andrea Frigerio y los actores Juan Sorini y Ghillerme Winter, éste ultimo importado desde Brasil tras su éxito en la novela Moisés y los diez mandamientos.

En realidad la filmación ya debió haber terminado, pero se retrasó algunas jornadas debido al obsesivo director Diego Kaplan, quien -según cuentan en el rodaje- es un verdadero "pesado" y manda repetir tomas muchísimas veces, al punto de demorar extendidos horarios de filmación, despertando la furia del elenco.

Pero lo cierto es que los actores le hicieron un piquete al director la semana pasada en Miramar. Hasta allí se trasladó todo el equipo para hacer escenas en la playa y otras locaciones. La mayoría de las escenas se filmaron en una mansión antigua de Parque Chacabuco, pero la costa también era parte del plan de rodaje.

Pampita, Antonópulos , Sorini y Winter se tuvieron que meter al mar para las escenas previstas, ya en esta época del año. "Se murieron de frío" cuentan en el equipo de la película. "Ghillerme de descompuso y Sorini también, durante las escenas en la playa. Se retrasaron en la costa y Antonópulos se tenía que volver por un compromiso. Mónica plantó la filmación y dijo `Yo me voy´a lo que se sumó Pampita y también Andrea Frigerio, hartas de las demoras del director y sus supuestos caprichos. Las tres actrices se subieron un auto y se fueron, por lo cual hubo que poner tres extras para terminar las tomas de ellas para grabar una escena en los médanos desde lejos. Una de ellas era la chica del catering", contaron reservando su identidad los cercanos al equipo.

Pero hay más: hubo una pelea entre los galanes de la película, el brasilero Winter y el argentino Juan Sorini, quien se hizo famoso cuando interpretó al personaje del "petisero" en la tira "Viudas e hijas" cuando hizo pareja con Juan Minujín. "El brasileño era buena onda al principio pero se fue poniendo de mal humor durante el rodaje", aseguran.

La finalización de la película se atrasó más de cinco días con respecto al plan original, pero recién estaría terminando mañana martes. Los largos tiempos del director Kaplan hicieron que en una jornada de diez once horas -de 6 de la mañana a 7 de la tarde- se hiciera una sola escena de cinco que estaban planeadas.

COMENTARIOS