Fátima Florez se puso a llorar por el escándalo con Susana y Gasalla

  • hace 4 meses
  • TeVe

En su segunda participación en el ciclo de Telefe tuvo muy pocos minutos de aire: los rumores indican que el humorista se habría sentido opacado por ella

Fátima Florez (36) fue contratada para aportar su humor al programa de Susana Giménez este año. Según sus palabras, le habían dicho que participaría del sketch de La empleada pública, que protagoniza la diva junto a Antonio Gasalla (76) en su personaje de La Abuela. En la primera emisión del ciclo, efectivamente, Fátima hizo su clásica parodia de Cristina Kirchner. Sin embargo, todo cambió en el segundo programa, cuando no solo no formó parte del segmento, sino que tuvo muy pocos minutos de aire, poniéndose en la piel de Charlotte Caniggia (24).

Ante esta situación no tardaron en circular versiones que indicaban que Antonio Gasalla habría sido el encargado de los cambios, molesto porque se habría sentido opacado por Fátima cuando hicieron juntos el sketch de La empleada pública. Muy dolida, la humorista se quebró en televisión y aseguró que necesita más tiempo para desarrollar sus personajes al aire.

"Me fui rara el domingo pasado porque mi lugar era otro. Quiero darle lo mejor de mí a la producción y al programa, y en (sólo) un minuto, uno no puede desarrollar algo: decís un chiste y ya te tenés que ir. No pretendo quedarme mucho tiempo… Lo mismo que cuando hice a Cristina, que estuve nueve minutos. Es el programa de Susana, en primer lugar, y Antonio tiene su gran bloque, pero me gustaría tener un desarrollo y confío en que la producción encuentre mi lugar", dijo Fátima en Intrusos.

 
Fátima Florez se quebró por el escándalo en el programa de Susana Giménez

La humorista no pudo ocultar su cara de tristeza al escuchar a Augusto Tartúfoli (52), panelista del ciclo, que se refirió a las versiones que le llegaron desde Telefe sobre lo que le habría molestado a Gasalla: "La frase que se dice es 'Fátima no entendió'. En un momento Antonio, en su personaje, dice '¡Te vas!', y levanta la escoba. Es una especie de código que se lo ha hecho a otros, que es cuando la otra figura tiene que desaparecer, y Fátima no lo entendió". Pero la imitadora aseguró desconocer este supuesto código.

Según su testimonio, hay buena relación con Gasalla, y se mostró muy sorprendida por todo lo que está sucediendo: "Este domingo no nos vimos con él porque estamos en camarines diferentes. Quiero creer que no hay mala onda. No tengo problemas con nadie en mi vida. Me duele mucho esto porque lo admiro (a Gasalla)".

Finalmente, no logró contener las lágrimas al aire: "No me quiero angustiar, te juro. No me lo tomo como algo personal pero uno va con ilusiones… Admiro mucho a Susana, la adoro, y por eso lo hago con tanto cariño y amor. Que me convoquen al programa de ella es lo máximo y me sirve mucho para mi carrera, le da impulso al teatro, a la gira y a todo lo que hago y emprendo. Uno va con las mejores intenciones de rendir, hacer reír y llevarle alegría a la gente. Mucha gente me dijo que fue la mejor Cristina de los últimos dos años. Y ahora te sentís tironeado, no sabés para dónde ir. No quiero llorar porque después mi mamá me reta: la amo a Susana, es mi ídola y estoy recontra agradecida y feliz. No quiero que nada opaque eso".

COMENTARIOS