• hace 4 meses
  • Noticias Bahia 24

El jugador fue denunciado por "abuso sexual con acceso carnal" de su ahijada de 11 años. Aseguran que los abusos son desde hace al menos cuatro años y que al futbolista podría tener una condena de al menos 20 años.

 

La situación judicial de Jonathan Fabbro no es sencilla. El ex jugador de Boca y River fue acusado de abusar sexualmente de su ahijada de 11 años durante al menos cuatro años. “Me contó que cuando tenía 6 la tocaba por todo el cuerpo, la besaba como si fueran novios y hace un año atrás la penetró", declaró la madre ante las autoridades.

Ante este panorama, se pidió la detención del jugador el pasado 14 de julio a raíz de que la querella tuvo conocimiento de que Fabbro estaría en Argentina. Sin embargo, la detención no se concretó ya que el futbolista abandonó el país y regresó a Asunción.

El abogado de la nena de 11 años sostuvo que el relato de la menor es "absolutamente aberrante en sus detalles". "Si bien es algo desordenado por su edad, la niña da cuenta de varios sucesos, por lo menos tres, que ocurrieron en los últimos dos años”, sostuvo Gastón Marano, el abogado de la familia, en una entrevista con Radio Provincia.

Y agregó: "Es absolutamente aberrante en sus detalles. Algunos detalles podrían hacer pensar que esta situación podría estar sucediendo desde hace unos cuatro años. Se analizará en profundidad durante la cámaraGesell, que se realizará al término del receso invernal".

Hace cinco años que habrían comenzado los abusos.
as conversaciones del jugador con su ahijada quedaron registradas.
La madre de la niña denunció a Fabbro.

La solicitud de detención de Fabbro había sido presentada en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción N 32 a cargo del doctor Santiago Quian Zavalía, aunque la decisión quedó postergada hasta el final de la feria judicial.

Todo ocurrió el pasado 4 de abril, minutos después de las 21, cuando la madre de la nena de 11 años entró a la comisaría de Villa Lugano para denunciar el abuso sexual de la menor en manos de su padrino. Según contaron, fue el hermano de la joven quien descubrió el chat.

La familia sostuvo que “el mayor temor de la nena” siempre fue que le suceda algo malo a su padrino si se daba a conocer la situación. Según indicó Marano, la menor le había enviado las capturas de pantalla a otra niña, a la que le estaba contando lo que vivió con Fabbro.

Gastón Marano, abogado querellante en la causa.

El letrado detalló que están a la espera del final del peritaje completo sobre el teléfono de la menor. "Este es un rasgo típico, en términos genéricos, de las personas que han sido abusadas desde una temprana edad. La corrupción de menores produce el aceleramiento de ciertos procesos psicológicos que se asocian con el despertar sexual", señaló.

En esa línea, Marano se refirió a la forma de expresarse de la joven de 11 años, aseguró que el abuso constante con su padrino la afectó psicológicamente y detalló que podrían caberle al menos 20 años de prisión los sus crímenes. “La actitud que la víctima tenga jamás es desincriminante (sic), porque el código penal asume que no tiene consentimiento alguno", señaló.

El letrado afirmó que atento al tipo penal del artículo 119, que es el que castiga cualquier abuso de cualquier persona menor a 13 años, la víctima nunca podría ser el victimario. "La culpa va a ser siempre del abusador, nunca del abusado. Y la pena máxima es de 20 años", explicó.

Para finalizar, el abogado de la menor aclaró que los abusos de parte del jugador habrían ocurrido cuando la pequeña tenía 9 años, es decir entre 2015 y este año. A la causa se sumaron audios, fotos y mensajes deFacebook, Instagram y WhatsApp. “Con la edad que tiene ahora ella puede comprender que está mal”, cerró Marano.

El auto de Fabbro luego del accidente (Foto: ABC Paraguay).

Jonathan Fabbro, en pareja de Larissa Riquelme, ya tuvo un roce previo con la ley años atrás de la mano de un accidente mortal. En 2010, el jugador a bordo de su Audi TT atropelló y mató a Mónica Deppeller, de 23 años, cuando regresaba a su casa en una moto luego de buscar de la escuela a su hijo de 5 años, Daniel, quien logró salvar su vida.

COMENTARIOS