• hace 1 mes
  • Chismes

La noche previa a las elecciones del domingo -en veda electoral, no se podía salir de bares ni boliches- encontró a un grupo de famosos de farra en un edificio de categoría y los vecinos del lugar pusieron el grito en el cielo.

El Palacio Raggio es un condominio donde tienen departamentos muy caros varias celebrities, del mundo del espectáculo y la política, desde Facundo Moyano a Fernando Burlando, pasando por Silvina Luna y Florencio Randazzo, en la zona de Monserrat/San Telmo.

Lo cierto es que el sábado de noche, como no se podía salir ni tomar alcohol por ahí, los grupos de amigos se juntaron en casas propias y compraron bebida para amenizar lo que no podía disfrutarse afuera.

Los anfitriones de la noche de joda en este edificio fueron Rodrigo Fernández Prieto -constructor que recicló el lugar- y su mujer Flopy Tesouro, que alternan vivienda aquí y en su piso de Puerto Madero.

En el quinto piso, donde está el lujoso departamento de Flopy y Fernández Prieto, que es el que tiene la cúpula del edificio emblemático, hubo un fiestón.

Entre el grupo de famosos estaba el marido de Floppy -pero no ella- que viene armando altas fiestas en el lugar. Decenas de personas pasaron por el quinto piso, hasta las seis de la mañana. Barbie Velézestuvo entre las invitadas; fue con el enigmático novio que tiene y de quien dice estar muy enamorada.

Los vecinos pusieron el grito en el cielo por el elevado volumen de la música, ya que no es la primera fiesta que allí se arma. Nada pasó a mayores pero en el lugar tienen montado al marido de Flopy por las "tertulias" que organiza y ya hay quejas en el Consorcio, según contó ayer Franco Torchia en Confrontados (El nueve, 17.45).

COMENTARIOS