• hace 17 días
  • Noticias Bahia 24

Desde el submarino habían informado el 15 de noviembre -fecha de su desaparición- a las 8.52 que tuvo un problema con las baterías debido "al ingreso de agua de mar por el sistema de ventilación".

Mientras que el operativo de búsqueda de los 44 tripulantes del ARA San Juan –los cuales llevan desaparecidos desde el miércoles 15 de noviembre- sigue su cursp, se dio a conocer la que sería la última comunicación que los submarinistas habrían enviado. Después de 12 días, A24 reveló el último mensaje que recibió el Comando de Fuerza de Submarinos ese mismo día.

El último mensaje del ARA San Juan. 

El comunicado, que fue recibido ese mismo miércoles 15 de noviembre y reenviado al Comando de Aislamiento y Adiestramiento, a través de la radiofrecuencia y firmado por el Comandante de la Fuerza de submarinos, capitán de navío, ClaudioJavier Villamide, detalla cómo fue la falla en las baterías, producto del ingreso de agua de mar por el sistema de ventilación.

El ARA San Juan lleva doce días desaparecido. 

El mensaje decía: “Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías número 3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio al momento de inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal. Mantendré informado”.

Los familiares al enterarse de la dura realidad. 

El comunicado está fechado a las 8.52 de la mañana, poco más de una hora después del último contacto que hubo con el ARA San Juan y a punto de que se detectara a 30 millas de ese lugar un "evento anómalo singular corto violento y no nuclear consistente con una explosión".

Este evento, comparable a una explosión, ocurrió a 432 kilómetros de la costa argentina y hasta hoy no se conocían las causas o qué fue lo que provocó esta explosión dentro del ARA San Juan. Tampoco se conoce la ubicación de la embarcación con sus 44 tripulantes.

La explosión ocurrió a ocurrió a 432 kilómetros de la costa argentina.

Este lunes, el buque de Noruega, Sophie Siem, ingresó en un área cercana al golfo de San Jorge con el minisubmarino de la Armada de los Estados Unidos, el cual se utilizará en el caso de un eventual rescate. Mientras tanto, al puerto de Comodoro Rivadavia llegó la corbeta Robinson, que transportará parte del equipamiento ruso que llegó en el avión Antónov 124.

Rezos, misas y desesperación por parte de los familiares.  

Pese a que las tareas de búsqueda de la unidad no cesan, el radio de búsqueda se redujo con el correr de las horas: de los 74 kilómetros establecidos por la Armada, ya se rastrillaron aproximadamente unos 15 kilómetros sin resultados satisfactorios.

Mientras tanto, comienza a crecer entre los familiares la hipótesis de que pudo haber sido el capitán de Fragata, Martín Fernández, a cargo del submarino, quien pudo haber cometido “un error de mando tremendo” que le habría costado la vida a los 44 tripulantes.

COMENTARIOS