• hace 17 días
  • Espectaculos

En las últimas horas, tomó estado público una contundente carta por parte de Cecilia Miconi, directora de los Museos de Arte Contemporáneo (MAC) y de Bellas Artes (MBA), dirigida al secretario de cultura de la ciudad, Ricardo Margo.

La misma expresa (textual) "Profundo dolor e indignación por las transformaciones e intervenciones arbitrarias realizadas en el Paseo de las Esculturas".

Ademas, denuncia que dichas modificaciones, se realizaron sin consulta previa a los artistas creadores de las figuras que en el mismo se encuentran, instaladas en el Simposio de Escultura Monumental en el año 1993.

Aquí es escrito completo:

El equipo que seguramente estuvo trabajando en esta puesta en valor, omitió convocar a los Museos de Arte y a los artistas que participaron del Primer Simposio de Escultura Monumental - realizado en octubre de 1993 y organizado por el Museo de Bellas Artes-. Durante estos últimos años nosotros hemos estado en contacto con ellos y hemos recibido inquietudes con respecto a sus obras emplazadas en el Paseo; he manifestado varias veces la conformación de una comisión para trabajar el espacio público, sin obtener nunca una respuesta favorable. Muchos de los artistas están en actividad y se los podría haber convocado antes de intervenir arbitrariamente sus obras.

Estas obras son patrimonio de la ciudad, y el Municipio debe hacerse cargo de su conservación y correcta restauración; en el caso de la obra de Edgardo Madanes, “Quo vadis – Dónde vas”, se la modificó gravemente, soldándole una chapa donde había un vacío, cambiando ampliamente el concepto de la obra y la intención del artista. Por otro lado, la colocación de amplias plataformas de cemento en varias de las esculturas, desvirtúa su concepto original de interacción directa con el paisaje, con el verde y la tierra. Son obras pensadas para espacios públicos, el material utilizado y el emplazamiento sobre tierra y gramilla buscan integrarse en el paisaje. El cemento colocado actualmente por encima de la tierra, contradice ampliamente este objetivo inicial. A su vez, las barandas, de gran tamaño interfieren gravemente la visión integrada de cada escultura.


Una de las artistas participantes, Claudia Aranovich, afirmó en una nota de La Nueva Provincia- del día 1/02/2016- “que cercar las esculturas es anularlas”. Por otro lado, el artista Pájaro Gómez, afirmo en el mismo medio de prensa, el día 27/03/2015 que “la idea de cercarlas no es la más eficiente, ni económica.” Adjunto las notas de prensa correspondientes.

Por otro lado, el sendero de cemento, corresponde a un diseño de mi autoría. Las formas geométricas fueron inspiradas en la obra de Pájaro Gómez “Arco y flecha”, haciendo hincapié en el extremo de la flecha y en los colores de la tierra. Me hubiera parecido adecuado que me convocaran a realizar una restauración del sendero original ya que tengo los bocetos de esa obra.

En 2014 trabajamos intensamente con Ingenieros Estructuralistas de la Universidad Tecnológica Nacional en la confección de un informe sobre el estado de las esculturas. En el mismo aconsejaban aislar tres de las esculturas, durante el tiempo que se trabajara en su puesta en valor, no colocar de manera permanente barandas u otro tipo de cerramiento. Recomiendo leer en informe que adjunto, donde se proponen intervenciones mínimas para su correcta restauración sobre todo desde sus fundaciones, evitando así problemas posteriores.

Desde 2011, en los Museos de Arte: MBA –MAC funciona un archivo de patrimonio urbano, la Lic. Carolina Montero ha realizado un relevamiento artístico de cada objeto emplazado en el espacio público, ha compilado información sobre monumentos y esculturas de la ciudad, material de prensa y documentos oficiales. A su vez, ha realizado investigaciones y tiene publicaciones en relación al espacio público de la ciudad. Este archivo es de consulta pública, y a diario atendemos estudiantes e investigadores.

Por último me gustaría agregar que varios de los artistas se encuentran vivos, por lo tanto podrían haber podido colaborar abiertamente en esta puesta en valor. Los que ya no están, han legado indicaciones sobre cómo pensar sus obras. El Paseo de las Esculturas es un espacio que ha costado mucho a la ciudad, además ha representado una renovación visual y conceptual del espacio público en Bahía Blanca y ha logrado con el tiempo la apropiación y disfrute de los ciudadanos.

A sus efectos se eleva.

Sra. Cecilia Miconi
Directora
Museos de Arte: MBA - MAC

COMENTARIOS