• hace 4 meses
  • Espectaculos

Marcelo Tinelli pasó la Navidad en familia en su chacra del sur, pero no deja de pensar en su regreso del 2018. Sobre todo, en la logística de la vuelta, los primeros días de abril. Una nueva productora, un nuevo ¿viejo? título para su programa, otro estudio, y su sociedad con El Trece más fuerte que nunca para costear una producción carísima. Horas de aire, no solo para el Bailando. La idea de producir ficción y más contenidos. Mucho para definir.

Por lo pronto se sabe que Este es el show, el ciclo satélite de Listorti y Paula Chaves, termina el viernes que viene. El conductor se va a Miami en familia y pensará qué hacer a su regreso. La modelo conducirá -dicen- un reality en Telefe.

El horario será -desde el 8 de enero- para el nuevo programa de Andrea Politti producida por Mandarina, "Ojos que no ven". Si funciona, el ciclo se quedará todo el año. Pero Tinelli quiere una tira para seguir de cerca las instancias del Bailando 2018.

Ya no será "Este es el show" el ciclo satélite. Marcelo quiere un programa más abarcativo, que haga otros temas de espectáculos, y para eso quiere un ciclo "sin panel". Sueña con cuatro conductores de primera línea, que se repartan los roles, con fuerte contenido periodístico y data.

El primer nombre apalabrado es el de Marcelo Polino, quien deja su programa histórico en América para hacer teatro con Pedro Alfonso en Carlos Paz, será partenaire de Gasalla en el ciclo "El mundo de Gasalla" desde abril, los domingos, producido por Mandarina, y seguirá en el jurado.

Otros tres aún están en la danza de nombres que sueña Tinelli, probablemente conformando dos mujeres y dos varones, en lo que también puede significar el "pase" de algunos periodistas de sus programas actuales para la conformación de este "dream team" para las tardes de El Trece.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.