• hace 10 meses
  • Espectaculos

Darío y Daniela salieron al cruce de las versiones que aseguraban que Noah ya se había curado. La interna familiar.

La noticia conmocionó y se viralizó en segundos. “Ya no hay más cáncer”, fueron las palabras con las que, según el periodista Tomás Dente, Daniela Lopilato celebrara la cura de su sobrino mayor, Noah. De inmediato, los celulares de LuisanaLopilato y Michael Bublé comenzaron a estallar con mensajes de sus más íntimos, quienes recibieron durante estos tres meses mínima información sobre el tratamiento del pequeño. “¿Qué es lo que pasó?”, se preguntó la rubia desde Estados Unidos. Bronca, crisis y un obligado comunicado.

Luisana y Michael se instalaron en Estados Unidos por el tratamiento de su hijo mayor, Noah.

Según trascendió, Luisana le habría pedido de inmediato explicaciones a su hermana, desde su mansión de Beverly Hills(para conocerla por dentro, hacé click acá). Aunque en buenos términos, la rubia quería saber por qué los medios de su país daban por curado a su hijo, que todavía tiene mucho tratamiento por delante. “No usen más mi nombre en los medios con detalles y cosas que no dije. Noah está bien y los papás hablarán cuando ellos quieran. ¡Gracias!”, se atajó la nutricionista.

 
El pequeño cumplió la segunda etapa de tratamiento, pero todavía tiene mucho por delante.

¿El problema? El pequeño acababa de sortear el segundo tramo de su tratamiento: una cirugía mediante la cual lograron extirparle el tumor que tenía en el hígado. “La bronca fue porque la información es inexacta. Noah superó con éxito una primera etapa de quimio, lo operaron, pero la lucha sigue. Es más: los médicos les dijeron que, tras el tratamiento, hay un período ventana de cinco años hasta el alta definitiva. Se va a tener que hacer controles cada seis meses", explicaron desde el entorno.

Daniela, Luisana y su mamá, Bety.

Pero la frase, pese a la aclaración de Daniela, se convirtió pronto en el titular de los principales medios de comunicación del país. Y así, los Lopilato-Bublé tuvieron que emitir obligados un comunicado en el que especificaron cuál era el avance en el tratamiento y en qué situación se encuentra hoy la salud de su hijo mayor.

EL OBLIGADO COMUNICADO DE MICHAEL Y LUISANA

"Estamos muy agradecidos de informar que nuestro hijo Noah ha estado progresando bien durante su tratamiento y los médicos son muy optimistas sobre el futuro de nuestro pequeño. Noah fue valiente durante todo el proceso y seguimos inspirados por su coraje. Damos gracias a Dios por la fuerza que nos ha dado a todos. Nuestra gratitud a los doctores y personal de salud no puede ser puesta en palabras".

Daniela junto a su sobrino mayor, Noah.

Pero, aunque el comunicado fue políticamente correcto, la “filtración” enojó mucho a la familia con los medios. Indignada por la repercusión, una seguidora le recriminó a Daniela: “Si no hablaste, mandá carta documento. ¡Te están dejando muy mal parada, como una busca fama!”.

COMENTARIOS