• hace 10 meses
  • Espectaculos

Seamos sinceros: el 99% de los argentinos ni siquiera sabemos las reglas del fútbol americano, y por esto mismo, para esa gran mayoría, el Super Bowl (como llaman los norteamericanos a final de la National Football League/NFL) es algo bastante superfluo e intrascendente. Y como en Argentina, lo mismo pasa en gran parte del mundo.

Pero los estadounidenses, con esa viveza marketinera que tanto los caracteriza, encontraron una manera de vender a todo el mundo la final de un deporte que sólo ellos juegan: el famoso "Espectáculo de medio tiempo".

 
Tony Bennett y Lady Gaga, los supuestos encargados de animar la velada este año
Tony Bennett y Lady Gaga, los supuestos encargados de animar la velada este año

Jamás anunciado y rodeado de rumores constantes, la promesa delSuper Bowl 2017 es que se presentarán el fenómeno mundial del pop, Lady Gaga, junto a la leyenda viva de la canción, Tony Bennett, quienes grabaron juntos el disco Cheek to Cheek en 2014. Nada mal para los amantes de la música o de los fanáticos de las mezclas gloriosas y extrañas que este arte.

Para el que no sepa que es el famoso “espectáculo de medio tiempo”, lo graficaremos de la siguiente manera: imagine que el campeonato del fútbol argentino se define en una final única, sin ida y vuelta, un sólo partido a matar o morir. Y en el entretiempo, en el medio de la cancha, arman de pronto un escenario monumental y comienza a tocar –haciendo paralelismos agarrados de los pelos– Charly García o Abel Pintos o La Renga o el ChaqueñoPalavecino o Marama y Rombai o Maluma (en este hipotético de "espectáculo de medio tiempo argento valen artistas extranjeros de moda) o, por qué no, todos juntos (porque año a año en el Super Bowl suben siempre la apuesta)

A esto hay que sumarle que el público ingresa al césped para que los músicos no toquen en soledad, y finalizado el show se desarma todo, la gente vuelve a su lugar, y sigue el partido. Todo en los 30 minutos que tardarán los jugadores de New England Patriots y los de Atlanta Falcons –los equipos que se enfrentarán en la final y decida usted para cuál hinchar– en pegarse una ducha y replantearse estrategias.

En la final 2017 se enfrentarán los Patriots contra los Falcons
En la final 2017 se enfrentarán los Patriots contra los Falcons

Este secreto para vender algo bastante complicado fronteras afuerasdel reino de Donald Trump – en esa época, de Bill Clinton–, la NFLlo descubrió en 1993, cuando hasta en Estados Unidos mismo dejó de ser atractiva una final para, por ejemplo, los los 20 millones de espectadores que perdió en 1992. 

¿La solución? Un año más tarde, en el entretiempo, montaron unshow de Michael Jackson a todo trapo producido por Radio City Music Hall, la productora neoyorquina número 1 en ese momento en ese asunto de realizar grandes recitales.

Michael Jackson en el show que dio en 1993
Michael Jackson en el show que dio en 1993

Y los espectadores no sólo volvieron: se multiplicaron y comenzaron venir de todas partes del mundo.

Por esto mismo, BigBang armó un listado con los que, según nuestro arbitrario criterio, fueron los mejores espectáculos de medio tiempo. Si nunca vio uno, esta es una oportunidad de conocer y asombrarse con lo único que le puede interesar a la mayoría de los argentinos de un Super Bowl. Y si ya los vio, revívalos y disfrútelos.

PAUL MCCARTNEY

En 2005, un Beatle demostró por qué su leyenda es inmensa: con un mini show que incluyó mega hitazos de la talla de Drive My Car, Get Back, Live And Let Die y Hey Jude, logró que 44,4 millones de personas vieran su show ese 6 de febrero de 2005.

 

MICHAEL JACKSON

En 1993 fue el pionero, el que dio arranque a esta ahora tradicional costumbre del fútbol americano: puso toda su espectacularidad al servicio de la NFL y demostró porqué fue, es y seguirá siendo "el Rey del Pop".

 

THE ROLLING STONES

Al año siguiente de que sir Paul McCartney diera cátedra en el Super Bowl, fue el turno de sus majestades satánicas: Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood hicieron bailar a todos al ritmo de Start Me Up, Rough Justice y (I Can't Get No) Satisfaction.
 
 

AEROSMITH, 'N SYNC, BRITNEY SPEARS, NELLY Y MARY J. BLIGE

En 2001, el espectáculo del Medio tiempo del Super Bowl soprendió con una de esas mezclas de género que bastante bien les sale: el rock en su estado puro de Aerosmith se acopló a la perfección con los niños bonitos de pop 'N Sync, quienes junto a Britney Spears demostraban quienes mandaban en los '90. Y si a esta fórmula se le suma el gangsta hip hop de Nelly y el más agiornado hip hiop soulero, nada podía fallar esa noche.

MADONNA

Sin dudas, si se quiere hacer algo magnánimo y grandilocuente, nadie mejor que Madonna: en 2012 plantó toda su parafernalia y junto a invitados como LMFAO, Nick Minaj, M.I.A y Cee Lo Green, marcó otro hito en su carrera.

 

COMENTARIOS