• hace 6 meses
  • Espectaculos

Tras ser protagonista de un confuso incidente en el que volvieron a estar involucrados los guardaespaldas que lo acompañan en sus salidas nocturnas por Villa Carlos Paz, Federico Bal hizo su descargo sobre lo ocurrido y aceptó que la presencia de los guardaespaldas puede parecer provocador, pero lo justificó: "La verdad es que no sabés con qué te podés encontrar".

"Llegó a Keops, estaba en el VIP y aparece un pibe y me dice: '¿Qué hacés acá, paj...?' Y le dije que no, que no me hablara así, que estaba con amigos re tranquilo. 'Me caés mal', me dice", contó Federico sobre el incidente y agregó que al ver lo sucedido, sus guardaespaldas intervinieron: "Saltaron y les dije 'por favor, ya sabemos lo que pasa. Ustedes, tranquilos. Si pasa algo, me sacan a mí'".

El escandaloso hecho salió a la luz luego de que una mujer, vinculada con el joven mencionado por el hijo de Carmen, utilizara su perfil de Facebook para escrachar a Federico, acusándolo de haber utilizado sus "influencias" para expulsar a una decena de personas y así ingresar al VIP, que a esa altura de la noche ya tenía su capacidad completa.

"La verdad es que no los echaron. Les pidieron que salieran porque estábamos en un VIP compartido. Solamente quería pasarla bien, pero parece que este pibe estaba medio borracho. Y los sacaron del VIP, no del boliche", aseguró.

Por otro lado, sobre si el hecho de moverse por la ciudad con guardaespaldas puede considerarse como un acto provocador, Federico pareció entender la crítica, aunque explicó los motivos.

"Tal vez puede verse provocador. Pero la verdad es que en muchas situaciones, me ayudan. Nunca busqué tener seguridad. De hecho, son los seguridad de mi vieja. Pero está bueno tener gente que te ayude y te acompañe en esas situaciones porque, la verdad, no sabés con qué te podés encontrar. Y estoy en un momento en el que todo lo que hago, tal vez, es tomado para mal", afirmó.

COMENTARIOS