Denuncian a un DT de Mac Allister por abuso

  • hace 5 meses
  • Chismes

 

 

Todo surgió durante un torneo en provincia de Buenos Aires, que duró dos fines de semana. Obligaba a los chicos a “dormir desnudos”, se quedaba con las llaves para ingresar por las noches a las habitaciones, a varios de ellos les tocó sus partes íntimas durante supuestos “masajes de relajación” e incluso habría intentado que le hicieran sexo oral, entre otros vejámenes.

Siempre fue una especie de “rumor de vestuarios” en los clubes locales, que incluso atravesó varias generaciones de pibes. Pero ayer, esa habladuría que se repitió de boca en boca durante años se materializó en una denuncia penal realizada por la madre de un futbolista menor de edad del club Mac Allister, quien acusó formalmente al reconocido DT Héctor “Patilla” Kruber de haber abusado sexualmente de al menos 6 chicos de un grupo de 19 que tenía a su cargo.

“Sé todo lo que está en juego en esto, sé lo que puedo llegar a exponerme y exponerlo a mi hijo, pero lo pensé muchas veces... y me voy a morir de arrepentimiento si el día de mañana, cuando mi nene sea grande, me diga: ‘Cuando era chico abusaron de mí y vos no hiciste nada’”, reflexionó la progenitora de uno de los futbolistas abusados -la que acudió a la Justicia, golpeada por la situación- en una entrevista exclusiva con El Diario.

Su nombre y el de los chicos involucrados, por razones obvias, se mantendrán en reserva. Como así también otros detalles de la causa.

El club que dirige institucionalmente Patricio “Pato” Mac Allister (uno de los dueños de la institución y hermano del actual secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier “Colo” Mac Allister) apartó inmediatamente a “Patilla” Kruber de su cargo, pero hasta ahora no acudió a la Justicia a denunciarlo penalmente, a pesar de que ya transcurrieron más de 15 días de lo sucedido.

El detonante

Antes de continuar con el desarrollo de los hechos, es necesario revelar un dato: menor si se quiere, pero contextualizador al fin. “Patilla” Kruber -con una dilatada trayectoria en el fútbol infantil de la provincia- hacía apenas un mes que estaba a cargo de ese grupo de pibes.

El detonante de todo fue un torneo realizado a fines del mes pasado en la provincia de Buenos Aires. Allí, ante los constantes abusos a los que supuestamente eran sometidos, los chicos decidieron armar un grupo de WhatsApp, grabar allí sus testimonios y luego agregar a sus padres para que “se enteraran de todo”.

Pero la situación salió repentinamente a la luz cuando uno de ellos le advirtió por la misma vía a su madre -con algunos detalles reveladores-, mientras ella descansaba en otro lugar junto a diferentes padres.

“Estábamos en el río y una de las mamás me dice que entraban varios audios de voz de mi hijo. Le dije, con toda confianza, ‘dale, reproducilos porque tengo las manos mojadas...’, varias veces me dice ‘mamá, fíjate el audio de 31 segundos que te mandé’. Entonces le digo a esa mamá ‘buscá ese audio, dale, y ponelo... no hay drama’. Cuando lo pone, mi hijo con la voz entrecortada me dice ‘mamá te va a llegar la invitación a un grupo de WhatsApp que estamos armando, ahí vamos a poner todas las cosas que nos hace el viejo éste, que ya nos tiene cansados con sus abusos, que nos toca, nos hace dormir desnudos (luego añade otros términos de connotaciones sexuales fuertes)”, contó a El Diario la mamá denunciante.

La reacción del grupo de padres fue inmediata: viajar desesperadamente hacia el lugar donde estaban alojados los chicos. Sin embargo, en ese breve trayecto, los mismos chicos habían decidido no conformar el grupo de WhatsApp, llamaron al único padre que estaba con ellos a una de las habitaciones y lo pusieron al tanto de todo.

“El papá, con toda la bronca que tenía, fue a la habitación de Patilla, le dijo que los chicos lo habían deschavado, lo insultó y le aclaró que no lo reventaba a palos por respeto... pero que se fuera porque estábamos yendo todos nosotros y no sabía cómo íbamos a reaccionar”, añadió -entre lágrimas- la misma mamá.

En efecto, cuando los padres llegaron al lugar, Kruber ya no estaba. El mismo papá que escuchó en primera persona el relato de los chicos ya se había comunicado telefónicamente con Patricio Mac Allister, que en ese momento descansaba en las playas de Monte Hermoso, para contarle lo sucedido.

Sin embargo, varias comunicaciones posteriores del resto de los padres obligaron al dueño del club a viajar hacia la localidad donde los chicos estaban alojados. Ese día, incluso, según consta en la denuncia judicial, el director de Deportes de la Provincia, Ceferino Almudévar, fue puesto al tanto de la situación. Justamente, en los recientes Juegos EPADE 2017, “Patilla” Kruber estuvo a cargo de la delegación pampeana de fútbol que viajó a Tierra del Fuego.

Luego de los hechos denunciados, Patricio Mac Allister encabezó al menos dos reuniones con los padres de los chicos supuestamente abusados en la sede del club ubicado a la vera de la Ruta Nacional 5. De uno de esos encuentros participó la psicóloga deportiva Gabriela Pasquettín.

Allí, algunos padres hablaron puntualmente de los casos que los involucraban directamente. E incluso advirtieron que estaban dispuestos a buscar justicia para sus hijos si el club no hacía nada. Otros ya decidieron no hacer nada y llamarse a silencio.

COMENTARIOS