• hace 1 año
  • TeVe

La Bomba tucumana, cebada por Tinelli -que la ama porque le rema el programa como nadie- se fue de mambo anoche en medio de una pelea con Gabo Usandivaras, potenciada por la producción de Showmatch que llevó al bailarín para confrontar con la bailantera. En medio del aquelarre, el hijo de la cantante, Tyago Griffo, se fue del estudio harto de verla pelear.

Tinelli lo siguió por pasillos, mientras en el piso sucedía un hecho que luego generó controversias; una patoteada de ella y su novio Sebastián a los periodistas de La previa del show que integran el llamado "jurado outlet".

La discusión al aire sucedió por el tenor de la amenaza del novio de Bomba, con antecedentes violentos por haber sido acusado de pegarle a los fanáticos de Micaela Viciconte tiempo atrás.

Pese a las controversias, el conductor Jorge Rial subió un video de Tucumana sacada contra los periodistas, imágenes que seguramente irán apareciendo en programas del día de hoy.

La Bomba tucumana es un cóctel explosivo donde todo se conjuga a su alrededor con suerte dispar: por un lado le da al programa el escándalo que necesita, sus apariciones miden rating, juega el juego y se potencia. Por otro, resume los peores males del ser humano: la discriminación, la violencia verbal, cierta xenofobia, la represión de identidad, machismo e intolerancia. Es lo que hay.

 

Lo que no se vio de la pelea de la Bomba con los periodistas. Está un poco pasada de rosca. Ojo. Para mí.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.