• hace 1 año
  • Noticias Bahia 24

La familia denunció irregularidades y logró apartar a Guido Otranto, el primer juez de la causa. Con el juez Gustavo Lleral se mostraron más confiados. Demoras y falta de imparcialidad. Las claves de la oscura causa, a 78 días de la desaparición.

 

Desde que se denunció la desaparición de SantiagoMaldonado el 1° de agosto, luego de una protesta reprimida por la Gendarmería Nacional en la comunidad Pu Lof Cushamen, en la provincia de Chubut, la investigación tuvogravísimos errores: desde la falta de pericias clave a los teléfonos celulares, a las amables inspecciones, en lugar de allanamientos, en los escuadrones de la fuerza de seguridad cuestionada por la familia Maldonado y organismos de derechos humanos.

Los groseros errores y falencias de la investigación, al menos en el primer tramo, fueron cuestionados con dureza por la familia de Santiago Maldonado y por el resto de las querellas encabezadas por organismos de derechos humanos. Durante casi dos meses, se focalizaron en el accionar del primer juez de la causa, GuidoOtranto, a quien recusaron por sus declaraciones al diario La Nación.

Otranto, el primer juez de la causa, fue apartado tras ser recusado por la familia Maldonado.

Para la familia, los dichos del magistrado Otranto, que aseguró que la principal hipótesis era que Maldonado intentó cruzar el río Chubut y se ahogó, afectaban las garantías constitucionales de imparcialidad. El foco de la recusación al juez estuvo puesto en el adelantamiento de opinión respecto a los hechos investigados y la “enemistad” manifiesta hacia la querella.

Las declaraciones de Otranto no fueron el único episodio leído como un grosero error. En el comienzo de la investigación, el defensor oficial de Esquel, Fernando Machado, había solicitado al juez que ordenara la intervención de los celulares de los 40 gendarmes que participaron del operativo en la Pu Lof Cushamen, donde de acuerdo al testimonio mapuche fue visto por última vez con vida Maldonado.

Marchas. Hubo varias protestas para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Sin embargo, Otranto no le hizo caso. El perito y experto de la UTN,Ariel Garbarz, le advirtió a BigBang el 1° de septiembre que si se hubieran realizado las tareas de geolocalización de los dispositivos móviles de Maldonado y de los efectivos de la fuerza de seguridad el caso se hubiera resulto a los pocos días. Aunque la fiscal le pidió a Garbarz su colaboración, el perito denunció que Otranto no lo convocó en ningún momento para realizar la triangulación.

Respecto a la Gendarmería, el juez federal Otranto también se negó a secuestrar elementos que podrían haber sido claves para la investigación en los dos escuadrones de la Gendarmería que participaron el operativo en la comunidad Pu Lof Cushamen el 1 de agosto. Sí realizó una serie de inspecciones, pero no fue un allanamiento, ni secuestró computadoras o cámaras de fotos que podrían haber aportado pruebas clave.

Cuando se analizaron las camionetas de la fuerza de seguridad que participaron del operativo, Otranto no indagó acerca de por qué fueron lavadas exhaustivamente luego del operativo donde los mapuches aseguraron haber visto por última vez a Maldonado.

Santiago Maldonado fue desaparecido el 1 de agosto pasado.
Santiago Maldonado fue desaparecido el 1 de agosto pasado.

La relación de Otranto con la comunidad mapuche también fue muy cuestionada. El magistrado no fue a la Pu Lof hasta casi una semana después de la desaparición del joven tatuador de 28 años. Pero además, se negó a realizar el allanamiento dentro de la comunidad y criticó a los mapuches que se negaron por tratarse de un “territorio sagrado”. A principios de septiembre, Otranto se negaba a realizar el allanamiento por “temor” a que hubiera incidentes.

Luego, Otranto ordenó un “exhaustivo” rastrillaje en las dos márgenes del Río Chubut, donde ayer en horas del mediodía se halló un cuerpo. El operativo se realizó en tres ocasiones y siempre dio negativo. En total, se rastrillaron más de 800 kilómetros, aguas debajo del predio ocupado por la comunidad mapuche, con el objetivo de “descartar” que el cuerpo estuviera en el margen. Siempre dio negativo. "Tenemos todas las hipótesis, por qué este cuerpo aparece en un espacio tan pequeño. Una hipótesis es que fue plantado, obviamente", sostuvo este mediodía la abogada de la familia MaldonadoVerónica Heredia, en relación al hallazgo de ayer al mediodía.

Santiago Maldonado fue visto por última vez el 1 de agosto en la comunidad Cushamen.

El allanamiento a la comunidad mapuche finalmente se concretó exactamente hace un mes. Ese día, Otranto no les permitió ingresar a la abogada Heredia, ni al hermano del joven desaparecido, Sergio Maldonado, por lo que la querella denunció la irregularidad en el operativo, que terminó con una joven mapuche detenida por “obstaculización” de la Justicia. Esa mañana contó con una llamativa frase de Sergio Maldonado: “Tengo miedo de que tiren a mi hermano ahí adentro”.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.