• hace 2 años
  • TeVe

Va llegando a su fin el 2017 y bien podríamos titularlo como "El año que vivimos en peligro", en especial en el mundo del espectáculo.

En estas semanas arrancan las galas de las revistas y las fiestas de fin de año de los canales de aire, en la cual las figuras y celebridades se reúnen a festejar por los logros conseguidos y agradecer.

Pero viendo el panorama actual hay pocos motivos para levantar las copas y brindar por este 2017. Con respecto a las fiestas de los canales de cada año, no hay mucha alegría ni motivos de celebración. En la mayoría de las emisoras, hubo más pérdidas que ganancias, ciclos levantados, polémicas gremiales, bajo encendido, denuncias de acoso, despidos encubiertos, poca inversión y pobres números de rating; fueron casi un común denominador en toda la industria de la televisión.

Los canales tuvieron que hacer malabares para conservar parte de la torta publicitaria y la mayoría de las productoras que generan los contenidos de las emisoras, tienen números rojos en casi todos sus programas.

Sería antipático contar cuáles programas, que aún estando al aire, dejan pérdida y sólo siguen en las grillas para no dejar un "hueco" en la programación y no porque le interese al público o a los anunciantes.

Lo mismo pasa en las galas de las revistas, en las cuales los editores están agudizando su imaginación como nunca, para juntar a los "famosos o exitosos del año", tarea casi titánica en estos momentos.

Las revistas convocan en esta época a famosos destacados para hacer sus tapas de fin de año, pero en esta ocasión, es difícil encontrar alguno que haya salido "indemne" de este 2017. Al que no le levantaron un programa, lo van a despedir a fin de año, al que algún drama familiar no lo golpeó y lo puso en el centro de la tormenta, lo rozó un escándalo judicial o político. Son contados con los dedos de una mano las celebridades que tienen algún motivo real para hacer una tapa para festejar este año.

Pocos éxitos teatrales, muchos famosos con conflictos judiciales, económicos, mujeres con maridos en la mira de la justicia, famosos que denuncian extorsión en la empresa donde trabajan, contratos que no se renuevan, famosas que viven una profunda crisis económica e igual siguen "viviendo vida de reinas", en definitiva, una farándula pobre y conflictuada como pocas veces se ha visto.

Programas con muchos años en cartel terminan como BDV o Este es el show y no se sabe qué ocupará ese lugar. Las tiras que casi no funcionaron este año y pocos números de rating para presumir, son el balance paupérrimo de un año en el cual los famosos, fueron más noticias por temas desagradables, que por sus logros profesionales.

Igual las fiestas hay que hacerlas, y las galas de las revistas también, y ya sabemos que la farándula lo mejor que hace es fingir y poner cara de alegría, aunque haya muy poco para festejar.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.