• hace 3 meses
  • Espectaculos

El espíritu del jazz se mezcla con nuevas corrientes provenientes del soul, el hip-hop y el R&B; y en este caso la banda anfitriona JH5 traerá una selección de versiones de Robert Glasper, Thundercat, Hiatus Kaiyote y Moonchild.

Será el Miércoles 14 en Förum, Corrientes 123 y tendrá horario extendido ya que comenzará a las 21 y culminará a la medianoche.

La apertura será con la proyección "Jazz en video", con las selecciones de VJ Rixi.


Media hora después la jam JH5 dará el puntapié inicial de la mano de Lucas Campo como saxo tenor, Guillermo Pohle en guitarra, Pablo Ricci en teclado, Franco Grimoldi en bajo y Fernando Tomassini en batería.

Los Músicos de la jam tendrán ntrada libre, estudiantes del conservatorio 2x1 y entrada general $50.

A su vez los más exigentes podrán comprar el libro "Talking Jazz" de Ben Sidran con un valor de $350 para público en general y $300 para músicos de la jam.



¿Una jam-session bahiense?

Si, es un evento musical donde los músicos tocan de manera improvisada sin demasiada preparación o arreglos preestablecidos. Las jam-sessions son utilizadas usualmente por los músicos para desarrollar nuevo material, descubrir nuevos arreglos o simplemente como una reunión social o una práctica colectiva. Estas sesiones pueden estar basadas en canciones o formas existentes, progresiones armónicas sugeridas por algún participante o completamente improvisadas. Pueden variar desde sencillas reuniones de principiantes hasta sofisticadas sesiones de experimentación y desarrollo profesional.

La propuesta, original en la ciudad, se gesto en el año 2012 y está dirigida a generar un espacio de expresión y punto de reunión para la comunidad jazzera bahiense. A lo largo del ciclo van a desfilar por nuestro escenario todos los músicos de jazz o afines de la ciudad, sin descontar la eventual participación de referentes de otras partes del mundo. En cada episodio se contará con una banda anfitriona y una propuesta, siempre renovadora y desafiante. El objetivo es enmarcar en una atmósfera diferente cada sesión, al mismo tiempo buscando agotar todas las posibilidades del género y de la creciente población de músicos de jazz bahiense.