• hace 3 meses
  • Espectaculos

Existen diferentes posturas personales acerca de lo que significa mantenerse alejado de las redes sociales y, en especial, de la aplicación creada por Mark Zuckerberg.

El escándalo que se desató en los últimos días con Facebook parece no tener precedentes. Después de que el The New York Times revelara que la consultora Cambridge Analytica, que asesoró a Donald Trump en su campaña presidencial, accedió a los datos de millones de usuarios con el objetivo de influir o inferir en su voto, Mark Zuckerberg debió presentarse ante la Cámara Alta para dar explicaciones y ser interpelado por los senadores.

Este tambaleo generó que muchos usuarios que diariamente utilizaban la aplicación se preguntaran si realmente deseaban estar tan expuestos, aunque la realidad es desde antes de que se diera conocer esta denuncia ya había muchas personas que no deseaban ser parte de la comunidad de Facebook y que, por diferentes motivos, elegían y eligen transitar su vida lejos de las redes sociales.

Facebook es una de las aplicaciones más usadas en todo el mundo.

Desde su lanzamiento en el año 2004, muchos sintieron curiosidad y deseos de conocer como funcionaba Facebook y, por ese motivo, con el paso del tiempo la app se volvió muy famosa e imprescindible para muchos. Aunque en la actualidad aparecieron nuevas aplicaciones que compiten con este sistema, la realidad es que la creación de Zuckerber hoy es una de las más usadas en todo el mundo.

Sin embargo, al menos en la Argentina, hay muchas personas que decidieron quedarse afuera de este fenómeno y, aunque quizás en algún momento se tentaron con la posibilidad de hacerse un perfil, finalmente optaron por mantenerse fuera del universo virtual.

Los motivos son diferentes, algunos argumentaron que la app les quitaba mucho tiempo, otros explicaron que se aburrían cada vez que entraban y otros, la gran mayoría, aseguraron que están y estuvieron siempre en contra de que las personas compartan y muestren cada uno de los detalles de su vida privada.

Muchos argentinos no usan el Facebook porque no quieren que los demás sepas detalles de su vida.

Cómo vivir sin usar Facebook

"Cuando fue el auge del Facebook estuve tentada y me armé un perfil que me duró un día. Pasó una semana y me volví a abrir otro, pero me lo cerré. Después, pensando, entendí que no estaba de acuerdo con algunas cosas, por ejemplo el hecho de que todos vean todo", explicó Viviana Esnaola en diálogo con BigBang.

Viviana tiene 53 años y luego de haber ejercido toda su vida como profesora, decidió convertirse en directora de una escuela de Moreno. Allí también ve como la influencia de las redes sociales afecta al comportamiento de los estudiantes, quienes se pasan todo el día con el teléfono celular.

"Los chicos están todo el día usando el celular y creo que así se pierde el contacto cara a cara", sostuvo y luego añadió que en lugar de perjudicarse por no tener Facebook, la realidad es que se siente mucho mejor por estar afuera de la comunidad.

"No me interesa que la gente sepa cosas de mi, que vea mis fotos o lo que digo, con quien hablo y con quien no. El día que lo tuve me di cuenta que hay mucha gente que necesita la aceptación del otro. Pones una foto tuya y te entran 100 mil comentarios o sino hay gente que se pone linda y sube una foto para que le digan que está bien. Desde ese lugar, a mi no me interesa", aseguró.

Muchos críticos del uso del Facebook explican que no desean exponerse a la aprobación o desaprobación del otro,

Del mismo modo, Lautaro Gionto, de 43 años, explicó a este portal que para él nunca fueron muy importantes las redes sociales. Tampoco le fue difícil darse cuenta que no le interesaba compartir su vida en una plataforma que, hoy en día, cuenta con más de 31 millones de usuarios sólo en la Argentina.

"Al principio tenía 10, 12 amigos y después como te mandaba invitación cualquiera, me di cuenta que no me interesaba subir una foto y que la viera mi cliente. En el Facebook hay gente que pone la foto de lo que come y, la verdad es que no me importa, que se lo guarde para él", sostuvo de manera crítica.

En este marco, aseguró que cuando se reúne con su grupo de amigos o familiares, nunca queda afuera de las conversaciones por no usar la aplicación. "Con mi grupo cercano tengo la misma relación esté o no en Facebook y que mi pareja tenga un perfil no me molesta, lo que sí me molesta es cuando la gente tiene dependencia. Como por ejemplo cuando están comiendo y sacan el teléfono y están todo el tiempo con él", añadió.

Varios argentinos detestan que ya no se pueda comer sin usar el celular.

Gionto tiene un negocio de rodamientos en Castelar y, por ese mismo motivo, acepta el uso de la aplicación para publicitar un negocio. "Si lo ves con fines comerciales, es una buena herramienta, porque vos ofrecés constantemente y estás en la cabeza de los demás todo el tiempo. En ese sentido sí lo veo bien, pero en el caso personal no me interesa, y no me molesta que el sistema sepa mis datos o los venda, sino que conocidos, que no son amigos, sepan mis cosas", dijo por último.

Otras de las cuestione que suelen criticar algunos de los que están en contra del uso de las redes sociales, es la cantidad de tiempo que se desaprovecha al estar con el celular o la computadora.

"En algún momento tuve cuenta, pero la cerré y no la volví a abrir porque me llevaba mucho tiempo. No lo usaba, no subía ninguna foto, pero si obviamente veía lo que subían los demás, entonces era más el tiempo invertido en nada", contó a este portal Paula Tedesco, de 29 años.

Varias posturas critican el tiempo que se pierde al usar el Facebook.

"No lo veía útil y sentía que me sacaba mucho tiempo. En vez de ponerme a chusmearFacebook cuando no tengo nada que hacer, hago otra cosa, miro alguna noticia o juego con mi hijo", comentó y luego agregó: "Si tengo que leer o estudiar para la facultad no me distraigo, porque ese era otro problema que tenía, como las redes están en el celular, las tengo al alcance de la mano todo el tiempo".

Tedesco estudia para ser contadora, y asegura que dentro de su círculo de amigos, cada vez se utiliza menos Facebook porque prefieren usar otras aplicaciones.

"Cuando voy a reuniones familiares, por ahí me pasa que hablan de cosas que yo no vi, pero son pocas las veces. Sí me encuentro mucho con gente que tampoco usa Facebook o que lo quieren cerrar porque ya no le dan importancia", aseveró.

En esta sintonía, Camila Monasterio, estudiante de Comunicación Social, explicó que usó Facebook durante cuatro años, pero que hace ya más de tres que dejó de prestarle atención porque el contenido que le ofrecía la aburría y le molestaba tener tan poca privacidad.

"Pienso que si usaría Facebook como uso Instagram, tendría menos privacidad. Las otras redes que uso se pueden poner privadas, y no hay manera de que otro vea tus cosas. Cuando yo usaba Facebook, había gente de otro país que me ponía likes y no me gustaba", aclaró y para finalizar, agregó: "Ahora me siento menos expuesta y con más privacidad".

Muchos critican la falta de privacidad.

¿Genera Facebook malestar?

Consultado ante las diferentes opiniones que existen sobre el uso o no uso del Facebook, el psicólogo Enrique de Rosa explicó a BigBang que aquellos que no forman parte del mundo virtual son "más sanos psicológicamente" porque se ha estudiado que las redes sociales "generan y asocian a la gente a cuadros de depresión".

"Sobre todo, afecta a la población adolescente. En Facebook tengo que demostrar lo feliz que soy, lo bien que me va. Se genera el fenómeno de comparar con el otro, lo que inevitablemente provoca un malestar psíquico", explicó.

La adicción al Facebook puede generar depresión, sobre todo, en los jóvenes.

El profesional aclaró que muchas veces se crean identidades que ni siquiera existen, como es el caso de aquellos que además de publicar fotos donde se los ve jóvenes y delgados, son capaces de hasta disfrazarse para tomarse una fotografía y después colgarla en la red. "El problema es que cuando se crea un personaje, después hay que sostenerlo", agregó.

Sobre esto, comentó que hay mucha gente adicta a la Internet, y en especial, a las redes sociales. "Cuando vas abandonando el mundo de la fantasía, y antes te ocupaste de huir de la realidad, después el choque es mayor", confirmó.

"La vida fuera de las redes sociales permite manejar un mundo mas acotado. Aquellos que no usan Facebook están menos preocupados por el otro", aseguró, aunque también destacó que usar la aplicación para trabajar puede ser muy útil.

"Cuando lo transformás en un instrumento está buenísimo, cuando es una dependencia emocional es una macana", dijo por último.

En la Argentina 31 millones de personas tienen su perfil en Facebook.

Números 

Desde Facebook Argentina, Ana Clara Prilutzky, Gerente de Comunicaciones de la empresa, explicó que según las estadísticas que ellos tienen, hoy en día hay 31 millones de usuarios que tienen su perfil propio en la aplicación.

Este número habla de aquellos que tienen una única cuenta e ingresan a ella al menos mensualmente. La cifra no implica a los usuarios que crearon un perfil y lo dejaron de usar, como así tampoco a aquellos que tienen más de uno.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.