• hace 10 meses
  • Musica

Sergio Riesenberg dio una entrevista para un canal chileno y narró que el cantante sufría maltratos permanentes.
 
 A Luis Miguel, el padre le daba cocaína a los 14 años, aseguró un ex director del Festival de Viña del Mar

Otra vez la polémica golpea a la puerta de Luis Miguel. A solo horas del lanzamiento de la serie biográfica sobre el cantante, autorizada por el propio cantante y emitida por Netflix, las fuertes declaraciones de un ex director del Festival de Viña del Mar encendieron un debate: ¿Hay una gran parte de la historia que se omite en la ficción? ¿Nadie pudo proteger al pequeño "Rey Sol" cuando era lanzado salvajemente hacia la fama?

"Luisito Rey empieza a explotar a este niño (Luis Miguel), yo estuve con ambos en el Hotel O'Higgins y vi cómo trataba a Luis Miguel. No le pegaba, pero por Dios que le gritaba", sostuvo Sergio Riesenberg, director del certamen chileno entre 1981 y 1990. Y se animó a develar más.

"A los 13, 14 años, fue la edad que yo lo traje (a Viña), porque me lo habían ofrecido un año antes al Festival, pero yo lo encontré muy chico, (el padre) le daba cocaína. Lo digo responsablemente y a prueba de desmentido", lanzó Riesenberg en el programa "Bienvenidos" del Canal 13 chileno.

Según el relato del ex director del Festival de Viña, al año siguiente, a raíz de una violenta discusión entre ambos, el padre de Luis Miguel dejó de ser representante del cantante y un argentino de apellido McClure tomó la posta como manager. "No lo trataba mal, pero a un niño de 14 no puedes hacerlo trabajar en la forma que McClure lo hacía", agregó.

"Demasiados conciertos, viajes. Una noche estábamos comiendo y Luis Miguel me decía: 'Sergio, yo conozco supuestamente miles de países, he viajado por todo el mundo, pero la verdad es que sólo conozco los hoteles y las meretrices que me ponen en la pieza'", recordó el ex director.

La serie de Netflix que se estrenó este domingo ya dio que hablar. Todo empieza en Paraguay, en 1992: a punto de salir a cantar ante un estadio repleto, a Luis Miguel le informan que su padre está por morir en España. Pero él sigue adelante con su concierto, como si nada. El padre del cantante es retratado como un villano, manipulador y explotador. Esa dura narración que avaló "Luismi" es una suerte de "venganza" con el hombre que en lugar de criarlo y protegerlo lo lanzó al estrellato de manera salvaje. Trapitos sucios al sol.

El 19 de abril "Luismi" cumplió 48 años. En los últimos años el cantante atravesó una etapa complicada. Se habló de depresión. Hasta Armando Manzanero le dio la espalda. "Es más fácil que un elefante logre entrar por el ojo de una aguja a que Luis Miguel haga algo por el prójimo", soltó con furia y sorprendió a muchos el emblemático cantautor.

"Dejó mal a un señor que es grandioso como Alejandro Fernández (el cantante). Si hizo eso... ¿Qué se puede esperar de él? Se volvió loco. Hay gente que no conoce el agradecimiento. No quiero hablar de él, pero pienso qué pena", continuó el intérprete de "Somos novios", quien hace años ayudó a Luis Miguel a cambiar su perfil e ingresar al mundo del bolero.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.