• hace 10 meses
  • Teatro


Las cifras de mayo mostraron un importante retroceso respecto al mismo mes de 2017.

La inflación no perdona y afecta a todos los hábitos de consumo. Ahora le tocó el teatro, que en mayo de 2018 sufrió una caída del 16,2 por ciento en la venta de entradas en comparación con el mismo periodo de 2017, según las cifras que maneja la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET).

En tal sentido, el productor teatral Carlos Rottember publicó una carta en redes sociales en la que analiza la situación: "La caída de espectadores de 2016 sobre el 2015 no la pudo recuperar en 2017, una de las carteleras más brillantes y de nombres propios que la Av. Corrientes recuerde”.

Luego reconoció que “el número total en la ciudad de Buenos Aires a diciembre de este año 2018 será en baja contra el último. Cada día cuesta más desempolvar los cartelitos de 'No hay más localidades'. Así y todo es maravilloso el empeño, pasión y convicción del colectivo teatral".

"El Mundial de fútbol podrá ser ahora otra razón”, reconoció pero apuntó que “la curva ya marcaba preocupación en el ambiente teatral desde hacía varias semanas”. “También es cierto que hay una baja habitual por los primeros fríos que se conoce como 'la cuesta de junio', pero el clima social general y el achicamiento presupuestario familiar atenta antes que eso contra esta actividad", explicó.

“Históricamente con una entrada de teatro de comedia no musical se compraban cinco entradas de cine”, ejemplificó el productor e indicó que “en 1995 una platea en sábados para ver Brujas o Pinti (éxitos de entonces) costaba $30, mientras un diario costaba $1 como precio de tapa. El último sábado costaba $45 el mismo diario: o sea que en lugar de 30 ejemplares, ahora solo se compra la mitad con el valor actual de la entrada para ver éxitos como Toc Toc o ¿Qué hacemos con Walter?"

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.