• hace 8 meses
  • Noticias Bahia 24

Los dueños de un cotillón de La Matanza, vivieron una mañana de terror durante el día de ayer ya que fueron amenazados por abrir sus puertas mientras se hacía el paro convocado por la CGT; por dos hombres que les advirtieron que, si no cerraban, "tendrían consecuencias".

En el video, filmado por la dueña, se ve a un hombre con una campera del Racing, aparentemente perteneciente al Sindicato de Papeleros, que insulta a uno de los trabajadores. "Maleducado de mierda, pendejo", lo agredió mientras amagaba con sacarse la campera para pelear. Inmediatamente intervino ella, que a los gritos, le aclaró: "No estamos en la Dictadura". Por lo que el agresor le respondió que "se quede tranquila".

"Acá no vengan a hacerse los malos. Somos los dueños y hacemos lo que nosotros queremos", le dijo la mujer mientras el hombre camina por las góndolas y, con tono de burla, le preguntó: "¿Qué más querés, corazón?". Rápidamente la señora le contestó: "¡Que te vayas de mi negocio, eso quiero!".

Lejos de irse, el hombre caminó despacio, provocando hasta que replicó: "Ahora vas a ver, ¿vos querés tener consecuencias?".

La mujer no se amedrentó y le respondió: "¡Que consecuencias voy a tener, si los malos son ustedes, los matones!". Ya llegando a la puerta, lanzó la última amenaza: "Te avisamos, eh"

Como una película de terror que no termina, el agresor no pudo abrir la puerta. "Es tu puerta", le señaló a la dueña, con un aire de soberbia. Al final de las imágenes llega el otro dueño del negocio que trata de calmar los ánimos.

Fuente: TN y Bahía Espectáculos

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.