• hace 6 meses
  • Espectaculos

Tras la victoria ante Nigeria, explotaron las consultas para viajar. Las pocas plazas que quedaban en oferta se vendieron, a precios exorbitantes.
 
La fiebre de los octavos: vuelos agotados a Rusia y hasta $100 mil por una entrada para ver a la Selección

Un agotador viaje de 14 mil kilómetros hasta un lejano rincón de la lejana Rusia no parece algo razonable de decidir, planificar, pagar y concretar, literalmente, de un día para el otro. Pero, cuando la pasión se despierta, no hay razón que valga y eso es lo que intentaron miles de argentinos en las últimas horas. Apenas terminó el duelo contra Nigeria que metió a la Selección en los octavos de final Mundial, la idea les surgió: "¿Vamos?". 

Y la euforia los lanzó a improvisar un viaje relámpago para estar, cuatro días después, alentando a la Albiceleste ante Francia, sin reparar en los altísimos gastos de la aventura, que pueden superar fácilmente los $ 100 mil.

El primer reflejo fue ver precios y opciones en Internet. Datos de Google muestran que, el martes a las 17, las búsquedas de "vuelos a Rusia" tuvieron una llamativa disparada en Argentina: "Entre los términos relacionados, 'vuelos baratos', 'vuelos low cost' y "precio pasajes a Rusia' estuvieron entre los de mayor crecimiento, con alzas que superan el 500% en comparación con el día anterior". Las búsquedas de "hoteles en Rusia" alcanzaron su máximo horas después, a las 2 de la madrugada.

En simultáneo, las principales agencias de viajes recibieron una oleada de consultas y reservas, casi todas para salir de Ezeiza este miércoles a última hora o este jueves, y llegar justo a tiempo para el partido del sábado en la ciudad rusa de Kazán, a 825 kilómetros de Moscú.

En Despegar, el martes las búsquedas de pasajes a Rusia crecieron un 195% frente al día anterior: casi se triplicaron. En la agencia Atrápalo fueron 115% más y en Almundo la demanda se incrementó un 20%.

 "La mayoría de las búsquedas fueron para viajar en los tres días siguientes, pero también hubo optimistas interesados en ir a los cuartos, la semifinal y la final", destacaron en el portal de comparación de tarifas Turismocity, que registró un alza repentina del 60% en las búsquedas a Rusia.

"Pedían volar hacia allá, por más que no pudiéramos asegurarles hospedaje, y viajan sin entradas", comentan en TTS Viajes. "También crecieron 30% los llamados de personas que ya estaban en Rusia pidiendo extender las fechas de estadía, postergar los vuelos de regreso, aún abonando una diferencia, y por asesoramiento sobre cómo llegar a Kazán", agregaron.

Lo más demandado, y lo primero en agotarse, fueron los paquetes con entradas VIP para el partido. Con estos esquemas, conocidos como de "Hospitalidad", sólo por un asiento en el Kazán Arena se pagó 1.150 dólares como mínimo y 3.500 dólares para los de mayor categoría: hasta $ 100 mil.

"Ganó Argentina y en menos de tres horas llenamos un chárter con 500 hinchas. Tuvimos pedidos para dos chárter más, pero nos quedamos sin entradas. Se esperaba que hubiera más, por gente de otros países que las devolviera, pero parece que incluso ellos quisieron quedarse a ver este partido", cuentan en Tije Travel, una de las agencias habilitadas por FIFA para vender los paquetes VIP.

"Por el entusiasmo, nos llegaron de repente más de 300 consultas de interesados en salir de inmediato", coincidieron en la agencia 4Tourists. Lo último que les quedaba para ofrecer, en esa y en otras agencias, era un paquete con tres noches de hotel en Kazán, traslados y entrada al partido por 5.800 dólares: más de $ 160 mil, a lo que debían sumar al menos otros $ 60.000 del vuelo.

Sin tanto dinero disponible, lo que muchos hicieron fue tratar de armar sus propios paquetes, apostando a conseguir entradas de reventa antes de salir o incluso en Rusia.

Pero eso tampoco es barato. En webs especializadas como StubHub, el miércoles por la tarde los pases más baratos se negociaban a $ 40 mil y la mayoría oscilaba entre los $ 50 mil y los $ 85 mil, con algunas ofertas superando incluso los $ 200 mil. A eso hay que agregar al menos $ 60 mil de un vuelo y hacer todo tipo de malabares para conseguir alojamiento en una ciudad que está con su capacidad colmada.

Mientras, para cuartos de final, en la agencia Avantrip anticipan que también habrá dificultades de alojamiento porque la ciudad de Nizhni Nóvgorod se caracteriza por sus pocas plazas hoteleras y las que quedan parten de 400 dólares la noche para dos personas. Para la semi del 10 de julio en San Petersburgo, indican que el alojamiento vale al menos 100 dólares la noche en base doble; y para la final, en Moscú, 145.

Los vaivenes del ánimo mundialista dejan algunos datos curiosos. Tras la derrota de Argentina frente a Croacia, y previendo una inminente eliminación en primera ronda, cuentan en Despegar que un 10% de las reservas para las siguientes fases se habían cancelado. Pero el milagro sucedió. Quizás, impulsado por las plegarias que miles de argentinos elevaron cuando todo parecía perdido. El martes, a 25 minutos del final del partido con Nigeria, el pico en las búsquedas de Google fue para el "Padre Nuestro".

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.