• hace 20 días
  • Espectaculos

Hace unas semanas atrás dábamos el anticipo de la desvinculación de la ahora ex cantante del grupo de cumbia Wopa, Paloma Iommi, debido a maltratos sufridos por parte del líder.

En las últimas horas, la artista hizo un descargo en Twitter luego de leer nuestro artículo, donde ratifico que el vocero de la banda Mauro Risueño, la agredió en reiteradas oportunidades.

En su Instagram compartió un extenso escrito donde aclaró que "¡Hoy decido hablar desde el fondo de mi corazón, por mí y por todas aquellas mujeres que no se animaron!".

"El miércoles 11 de julio me llegó por mensaje una captura de pantalla de una noticia de “Bahía Espectáculos”, en la cual estaba mi foto y se titulaba: ´Otra cantante más se va de la banda Wopa por maltrato de su cantante´" explicó Paloma y agregó que su reacción fue gritar. "No entendía nada. ¿Cómo llego ahí mi comentario y mi foto?... “Bahía Espectáculos” no me preguntó en ningún momento si podía publicarla, cosa que es ilegal ya que los medios de comunicación no pueden publicar información de los perfiles de una persona sin previa autorización" declaró.



Párrafo aparte, confirmó la información publicada en este medio sobre el vínculo tóxico que compartían. "Mauro Risueño era una persona que todo el tiempo llamaba la atención de una manera horrenda, tratando mal a sus compañeros y sobre todo a mi. Sucedía en cualquier lugar, no le importaba en lo más mínimo quien estaba presente, si total… ¡nadie hacía nada!" sentenció la cantante.

Del mismo modo aseguró que los insultos no eran únicamente contra ella. "En los shows maltrataba a los músicos gritándoles, y en varias oportunidades intentamos hablar de la violencia que generaba en algunas reuniones de Wopa y le decíamos que no quedaba bien que en pleno show se ande haciendo el loco por que abajo del escenario eso se veía y a ellos tampoco les gustaba que los trate así" confesó en su perfil personal.

Por último Paloma Iommi envió un mensaje a todas las víctimas de violencia diciendo que "en el mundo del arte, conozco miles de casos como el mío. Hay millones de personas que abusan del poder, ejercen violencia patriarcal contra las mujeres en especial y te menosprecian como persona. Yo quiero decirles, a todas y a todos, que no se dejen maltratar ni menospreciar por nadie, que seamos conscientes que estos hombres machistas violentos existen también en el ambiente artístico y que buscan la manera de someter a quienes solo queremos subir a un escenario para disfrutar y hacer lo que mas nos hace feliz que es hacer arte. Si algún día sentís que te faltaron el respeto, no te calles, decí las cosas. Por más violencia que ejerza, hay que sacarlo y denunciar estas actitudes que siguen contaminando y sometiendo a muchas y a muchos. Nunca es tarde".

 

El texto completo:

¡Hoy decido hablar desde el fondo de mi corazón, por mí y por todas aquellas mujeres que no se animaron!
El miércoles 11 de julio me llegó por mensaje una captura de pantalla de una noticia de “Bahía espectáculos”, en la cual estaba mi foto y se titulaba: “otra cantante más se va de la banda Wopa por maltrato de su cantante”.
Mi reacción cuando vi la noticia fue gritar. No entendía nada. ¿Cómo llego ahí mi comentario y mi foto?... “Bahía espectáculos” no me preguntó en ningún momento si podía publicarla, cosa que es ilegal ya que los medios de comunicación no pueden publicar información de los perfiles de una persona sin previa autorización.
Mauro Risueño era una persona que todo el tiempo llamaba la atención de una manera horrenda, tratando mal a sus compañeros y sobre todo a mi. Sucedía en cualquier lugar, no le importaba en lo más mínimo quien estaba presente, si total… ¡nadie hacía nada!
Incontables veces me dijo “puta de mierda”, “necesitas poronga”, “pendeja del orto” “esta quien se cree que es”,  “si no tenés cerebro”, “si sos una sorda de mierda”. Todos los ensayos y shows ejercía violencia sobre todos, sobre mi persona en especial. Muchas veces ensayando yo me equivocaba y se re enojaba. En cambio, si él se equivocaba y yo le llegaba a decir algo eran terribles sus reacciones, ha llegado a revolear su micrófono e irse del ensayo de una forma totalmente violenta.
En los shows maltrataba a los músicos gritándoles, y en varias oportunidades intentamos hablar de la violencia que generaba en algunas reuniones de Wopa y le decíamos que no quedaba bien que en pleno show se ande haciendo el loco por que abajo del escenario eso se veía y a ellos tampoco les gustaba que los trate así.
Uno de los chicos se fue de la banda porque estaba cansado del mal trato de Mauro. Un día me revoleó un cargador de computadora y yo justo estaba entrando a su galpón para ensayar, sólo escuché cómo se golpeaba contra la puerta. Yo pensé que era una piedra, uno de mis compañeros lo vio  y me pregunto que hacía eso ahí y yo helada le respondi es lo que me acaba de revoleár Mauro Risueño y uno de los chicos me dijo “Dejalo, está loco…”. En ese momento yo tendría que haberme ido sin pensarlo, pero tuve miedo de irme.  
Con la mayoría de las chicas con las que Mauro tenía una relación, yo me llevaba bien o hasta entablé una relación de amistad. Yo sabía muy bien la relación que tenía Mauro con ellas porque ellas cuando se sentían mal al ser denigradas como mujeres me contaban todo, me mostraban los mensajes que les mandaba manipulándolas Pude establecer lazos con ellas ayudándonos mutuamente ante la agresión de Mauro.
Estuve en situaciones tambien en las que violentaba a sus perros, en especial, al que se le notaban las costillas brun. Le pegaba patadas y cuando le decía que pare era peor su grado de violencia.
El último día que me trató mal fue en un casamiento que tocamos en una quinta. Habíamos terminado de tocar y yo estaba charlando con tres personas que me estaban diciendo que la banda les había gustado, cuando pasa mauro y me dice: “Paloma, nos vamos..”, a lo que le respondí “voy”. Pasaron unos minutos, al ir a la combi de muy mala forma me dijo cuando estaba pasando por al lado mío: “Paloma, nos vamos YA.” Una de las personas se sorprendió de la forma en que me hablaba a lo que me comentó “¿así te trata?”. Me dio mucha vergüenza, saludé y me fui, aceptando una vez más el maltrato de Mauro. “Así nos trata él”, les dije antes de irme, mientras escuchaba los gritos violentos que venían de la combi, diciéndome “¡pendeja de mierda, esta quien se piensa que es!”. Lo enfrenté diciéndole que no era para tanto, a lo que me gritó “sos una puta de mierda, necesitas una buena poronga” adelante del chofer y mis compañeros. Helada por la situación, con mucha bronca e impotencia, me senté, puse la cabeza contra el respaldo y me lloré tratando de que nadie se dé cuenta. La vergüenza e impotencia por tal violencia hacia mi, sólo me permitía quedarme sentada llorando, hablando por Whatsapp con un compañero, hasta que pude, al fin, llegar a su casa.



Mi compañero me escuchó y me aconsejó. Me dijo que si me hacía mal debería dejar la banda. Fue al otro día que tomé la decisión. ¡Me di cuenta que no quería sentirme más así! Violentada verbal y psicológicamente, humillada, manipulada y avergonzada. No puedo creer todavía lo que me costó dejarla. Yo arriba del escenario era feliz y es realmente triste que por un hombre así de tóxico y machista como Mauro Risueño tenga que irme.
En el mundo del arte, conozco miles de casos como el mío. Hay millones de personas que abusan del poder, ejercen violencia patriarcal contra las mujeres en especial y te menosprecian como persona. Yo quiero decirles, a todas y a todos, que no se dejen maltratar ni menospreciar por nadie, que seamos conscientes que estos hombres machistas violentos existen tmb en el ambiente artístico y que buscan la manera de someter a quienes solo queremos subir a un escenario para disfrutar y hacer lo que mas nos hace felíz que es hacer arte. Si algún día sentís que te faltaron el respeto, no te calles, decí las cosas. Por más violencia que ejerza, hay que sacarlo y denunciar estas actitudes que siguen contaminando y sometiendo a muchas y a muchos. Nunca es tarde.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.