• hace 5 meses
  • Espectaculos

La cantante está internada hace una semana por una sobredosis, y su recuperación está tardando más de lo esperado.
 
Empeora la salud de Demi Lovato: Está muy, muy enferma informaron desde su círculo íntimo
 
La semana pasada, las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo a la actriz y cantante Demi Lovato, que fue ingresada en el hospital Cedars Sinai en Los Ángeles, por una sobredosis que puso en peligro su vida.
 
Actualmente, la cantante se encuentra "muy, muy enferma", según informa el portal TMZ, con náuseas extremas y fiebre alta, dos síntomas característicos después de una sobre dosis. 
 
"Está bajo el cuidado de médicos expertos y se espera que se recupere totalmente", ha asegurado una fuente del hospital al portal de noticias este martes. Sin embargo, hasta el momento ni siquiera hay un estimativo de la fecha en la que será dada de alta.
 
Su familia y amigos esperan que ingrese en un centro de rehabilitación en cuanto salga del hospital para evitar nuevas recaídas, pero reconocen que en última instancia es su decisión, y no saben cómo se va a tomar la noticia de que su situación es más delicada de lo que incluso ella es capaz de admitir.
 
El pasado 24 de julio a las 11 de la mañana, la policía y los bomberos llegaron a la vivienda de Lovato en Hollywood Hills atendiendo a una llamada de emergencia. Cuando entraron, ella estaba inconsciente, y tuvieron que reanimarla con Narcan, un antídoto que revierte los efectos de algunos opiáceos como la heroína.
 
De acuerdo a TMZ, esta droga posiblemente fue la causante de su sobredosis, aunque no hay nada certero, ya que la actriz se negó a contarle a los paramédicos cuál había sido la sustancia que ingirió. Además según la información facilitada por fuentes policiales, cuando acudieron al domicilio de la cantante no se llegaron a incautar ningún tipo de drogas.
 
En marzo la antigua estrella de Disney celebraba sus seis años sin probar el alcohol. "Muy agradecida por otro año de alegría, salud y felicidad. Es posible", escribió entonces en su cuenta de Twitter a sus más de 55 millones de seguidores. Durante este tiempo se dedicó a mantener una vida libre de drogas y alcohol, y acudió con frecuencia a programas como Alcohólicos Anónimos (AA). En una entrevista para la revista Billboard, la intérprete de Sorry not Sorry, llegó a reconocer que en 2016 tuvo que irse de la gala Met de Nueva York por miedo a recaer en la tentación.
 
La actriz de la película de Disney Camp Rock lleva años luchando con sus problemas con las drogas y el alcohol. La cantante reconoció que tocó fondo en 2010, a los 18 años, cuando fue ingresada por primera vez en un centro de rehabilitación. "No podía pasar una hora sin consumir cocaína", aseguró en una entrevista para el portal Refinery 29.
 
En el documental Demi Lovato: Simply Complicated que se estrenó en octubre, relató su calvario, exacerbado por algunos trastornos psíquicos como la bipolaridad: "No era capaz de estar sobria. O estaba drogada o pensaba en drogas." reveló.
 
De confirmarse que Lovato consumió heroína, se sumaría a la lista de víctimas de la epidemia de opiáceos que sufre Estados Unidos. En los últimos años ha habido un intenso repunte del consumo de esta familia de sustancias, y tan solo en 2016, 35.000 personas murieron en este país por sobredosis de heroína u otros opiáceos y en 2017, el presidente Donald Trump declaró emergencia nacional.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.