• hace 4 meses
  • Noticias Bahia 24

En Bahía Blanca, el año pasado la explosión de un horno causó graves quemaduras a Gabriela Gómez, una portera de la escuela especial 508 de Palihue.

Todo sucedió cuando la auxiliar intentó prender una hornalla y la cocina explotó debido a una evidente pérdida de gas. La mujer fue hospitalizada de urgencia, y si bien pudo sobrevivir, hoy padece de secuelas permanentes en su vista.

“Venían haciendo varias denuncias por olor a gas. Por suerte en ese momento no habían ingresado los chicos. Cuando explota el horno, la compañera auxiliar se quema las manos y posteriormente le quedan problemas en la vista”, contó para este medio, la Secretaria General de ATE, Viviana Marfil.

La representante del gremio de estatales, aseguró que ayer –tras la muerte de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en la Escuela Moreno- la mujer herida en la explosión de la escuela bahiense, les confesó que ella “podría haber sido” uno de los dos muertos.

Tras el accidente, la empresa de gas Camuzzi retiró el medidor del establecimiento, ante la evidente falta de condiciones óptimas para el servicio.

“En Bahía el Consejo Escolar llamaba a las escuelas, para que los auxiliares prendan los calefactores, cuando eso es una tarea de gasistas matriculados”, explicó Marfil.

Además, la sindicalista indicó que antes de lo sucedido se había enviado un comunicado, “haciéndolos responsables de lo que pudiera pasar”.

Afortunadamente, en Bahía la explosión del horno no causó el fallecimiento de ninguna persona. Meses después, una misma situación se cobró la vida de la vicedirectora y el portero en la escuela de Moreno.

Sin embargo, la situación en Bahía Blanca no dista demasiado tras la explosión del horno: Según Marfil, todavía “hay una directora que está reclamando” una pérdida de gas desde hace tres meses, en otro establecimiento. 

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.