• hace 17 días
  • Chismes

ME HUMILLARON, ME DEGRADARON Y PISOTEARON MI
DIGNIDAD. NADIE DEBE PERMITIR SEMEJANTE ATROPELLO.

 

Bahía Espectáculos lo supo primero que nadie, pero no quisimos publicarlo
hasta no hablar con la víctima. Viejo Zorro (con el mayor de los respetos) le
había puesto el pecho a todas las difíciles situaciones que tuvo que afrontar.
Esta era distinta a todas, por eso queríamos hablar con él, y porque lo
conocíamos, nos era imposible creer que la noticia fuera cierta. 

Este empresario fue, referente de la noche durante muchos años, a los 60 dijo
“basta” y se retiró, y además, un gran innovador de los medios de
comunicación de la ciudad. 


Esa misma tarde, del miércoles 12 de septiembre comenzamos a llamarlo,
la respuesta era siempre la misma “el abonado se encuentra fuera del área
de servicio.” Así fueron los tres días siguientes, hasta que el domingo al
mediodía, escuchamos un “hola” – “hola, somos de Bahía Espectáculos,
queremos saber si es cierto que... nos respondió, con un cortante “SÍ,
pero por el momento no voy a hacer ninguna declaración, con
especificaciones del hecho, y tampoco voy a dar nombres.”


Igual le pedimos una entrevista, y prometió dárnosla “muchachos, van a
tener que esperar, por lo menos dos semanas, y reitero mucho no voy a
poder decirles, yo los llamo”.


Y ayer nos llamó, “ustedes saben donde estoy, los espero a las 16.
Y fuimos. Esperábamos encontrarnos con las oficinas, que durante 22 años
mantuvieron una delicada decoración, pero cuando bajamos del ascensor,
nos encontramos con una sala de estar renovada, no eran las oficinas
donde habíamos estado el año pasado, era una especie de loft, todavía se
olía a pintura. Nuestras caras denotaban asombro, y esbozando una sonrisa
dijo: quieren conocerlo?. Acá vivo ahora. La primera pregunta de la
entrevista que estaba por comenzar había sido respondida.

Este es el diálogo que mantuvimos:

BE – Recién dijiste, acá vivo ahora, te mudaste?


EM – Me mudaron

 

BE – Quién y por qué?


EM – La vida, porque quería ponerme a prueba, para saber hasta donde
llegaba mi resistencia y si era capaz de soportar la humillación.


BE - No te entiendo.


EM – Me humillaron, me degradaron, y pisotearon mi dignidad, nadie debe
permitir semejante atropello.


BE - Esto tiene que ver con los sentimientos?.


EM – En parte, cuando nos enfrentamos a la adversidad, se entremezclan
sentimientos y emociones.

BE – y en este caso qué hacemos?.


EM – Eliminamos la basura emocional, y dejamos que fluyan nuestros
sentimientos


BE - Eso te pasó a vos?.


EM - La basura emocional, ya la había eliminado.


BE – Y los sentimientos?


EM – Son varios, primero afloraron los sentimientos de enfado e
indignación. Era la reacción de un golpe bajo, sucio, y que no esperaba.


BE –Y quién te dio ese golpe?.


EM – Una persona, que finge amar a todos, porque necesita que todos la
amen, y hasta suele comprar ese amor, por dentro está vacía, carcomida
por el odio, la venganza, la crueldad, Disfruta haciendo daño, y no sabe que
se daña a si misma.


BE – Por qué actúa de esa manera?.


EM – Porque está enferma, porque su pasado la atormenta, y siempre el
culpable es el otro. Te cambian una realidad intentando convencerte de
cualquier manera, necesitan tu aprobación.


BE – Entonces esa persona también es mentirosa?.


EM – Lógico, es tal, la inestabilidad emocional, que la lleva a mentir, y a
cometer actos, que para ella son justificados.


BE – Ese es tu caso?.


EM – Cuál?, el de mentir para justificar actos? No, yo no soy así, vos me
conocen muy bien.


BE - No, me refiero a lo que te pasó. Así es la persona que te denunció?.

 

EM – (leve sonrisa gesticuladora) Sabés que me gusta de vos flaco, que
aprendiste mucho de lo que yo te enseñe.


BE – Cuando te pregunté si te mudaste, respondiste, me mudaron, o sea
que no es una sola, son más de una.


EM – No sonó a pregunta, eso lo decís vos, de cualquier manera, esta clase
de personas, siempre necesitan, que elogien su accionar, que avalen lo que
hacen, ese daño, o esa maldad, es disfrutada mucho más cuando tiene el
apoyo de terceros, e inclusive, antes de cometer el hecho tratan de
convencerlos, como te decía recién, logran un objetivo que es éste,
convencerlos, y después el otro, disfrutar el sufrimiento de su víctima, la
impotencia, la humillación, convencida de “te lo merecés”.


BE - y vos creés que la persona que te hizo eso, puede llegar a
arrepentirse.

EM – Arrepentirse es cambiar de opinión, es liberar el peso de algo que
hiciste, pero si vos venís gestando durante meses, esta idea de lastimar a
alguien de una manera perversa, si venís mintiendo en complicidad con
otros, que se prestan a este juego macabro, no creo que se arrepienta, o sí,
porque ya te vio humillado, ya plació el deseo de venganza.


BE – Mintiendo en complicidad dijiste, quienes y por qué?.


EM - Estás preguntón hoy, es porque querés saber o querés sacarme más
información?.


BE – Las dos cosas


EM - El cómplice en este caso, actúa por obligación, o por compensación.
Por obligación, actúa la familia y los amigos, la familia por el solo lazo
familiar, aunque algunos no estén de acuerdo, y los amigos, sólo por
consentirla, me pregunto, esos son amigos?.


BE – Ahá , y los cómplices por compensación, que significa eso? en tu caso,
por ejemplo.


EM – El sexo


BE – Cómo el sexo?.


EM – Te explico. Voy a hacerlo de una manera que no sea muy complicado
y se entienda. La persona todavía está casada, éste comienza a festejarle
cada cosa que dice y que hace. La testosterona entra en acción y ahora lo
prohibido tiene otro gusto y festeja las mentiras y la burla, pasa a ser un
apoyo incondicional, ayudándola a llegar más pronto al siniestro plan que
venía maquinando en su mente. Sabe que será bien compensado. La
sábana de un extremo de la cama todavía está tibia. Y le permiten a él
ocupar ese lugar, un fetiche que provoca el desborde sexual.


BE – No te resulta extraño que si hubo amor haya llegado a este extremo?.


EM – Vos lo dijiste, y yo te lo pregunto, hubo amor?.


BE – De parte de la persona, no lo sé, y de parte tuya?.


EM – Sí,

 

BE –Y ahora…que hacemos?

EM - De parte de la persona, no lo sé. De parte mía, comienzo a andar un nuevo camino, liberado de piedras y espinas.

BE - estás solo?  te sentís solo?

EM – No, tengo el amor de mis dos hijas “Pá, cómo estás? te queremos, cuidate”, el de dos personas, que en las buenas, nos vemos poco, pero en las malas, siempre están.

BE – En algún momento vas a contar bien que pasó?.

EM – Sí, por supuesto. Aunque a decir verdad, te conté demasiado

BE – Y por qué no ahora?.


EM – Porque no es el momento.


BE - Entonces, cuando llegue ese momento, sería un sentimiento de
venganza.


EM –No, para nada, es desenmascarar a personas que en su vida cotidiana,
demuestran ser un ángel, pero por dentro tienen un diablo, y que su
próxima víctima podés ser vos. Son falsas, lastiman, dañan por placer. Yo
voy a contar mi caso, porque nadie está exento de que le pase lo que me
pasó a mí.


BE – Que es lo que más te duele de todo esto?.

EM - Al principio es dolor, pero después te das cuenta que es indignación.


BE – Gracias.


EM – A vos, por venir.


BE (Bahía Espectáculos) EM (Empresario)