• hace 12 días
  • Espectaculos

"“Cuando salió la tapa de la revista fue el primer día de mi vida, desde que nací, que sentí que no cargaba con nada”, aseguró hoy el actor.

Desde que Fernando Dente contó públicamente que su padre biológico es un cura del colegio al que asistían sus hermanos mayores se siente más “liberado”. 

El actor se enteró de la verdad a los 17 años durante una charla privada con su madre. “Mi mamá se enamoró de un cura. ¡Una genia! En el momento en que me lo dijo, pasó a ser fascinante. Son dos personas que se enamoraron”, sostuvo este martes en Intrusos. Además, aseguró que su madre “podría haber abortado, y no lo hizo”.

“Cuando me contó eso, se revalorizó lo que mi mamá significaba para mí. Ella era hermosa, inteligente. Una mujer que yo vi cómo se fue superando y evolucionando en paralelo. ¿Por qué tuvo que seguir 30 años con un hombre que no amaba?”, continuó.

“Le dije que merecía enamorarse y ahí me contó de esta historia de amor. Yo no lo podía creer. Ella me lo dijo con culpa y miedo, pero a mí me alivió tanto. ¡Me dio felicidad! En ese momento, se convirtió en mi heroína. Yo estaba extasiado y ella lloraba. Le dije que se tranquilice, que no pasaba nada”, detalló Fernando, que es el menor de cuatro hermanos.

De todas maneras, Dente también consideró que la confesión no fue en el mejor momento de su carrera ya que estaba empezando a trabajar en Disney: “Yo no quería saber tanto detalle. Era la historia de amor de mi mamá. Entendí lo que tenía que entender y listo”.

“Estando en esa familia aprendí a no juzgar ni sentenciar a la gente: mis papás tenían una relación tóxica y muy enferma, que era muy común en esa generación, pero ninguno de los dos era un demonio”, dijo sobre la relación con su padre quien, según el propio Fernando contó, no sabía la verdad: “Mi mamá me pidió que no se lo contara a nadie. Papá murió unos años después y nunca hablamos del tema. Mis hermanos se enteraron hace dos años”.

También detalló que su mamá “hablaba bárbaro” de su padre biológico, por eso no tiene ningún reproche para hacerle. “Me encanta el amor. Me parece increíble que la gente se permita vivir eso”, destacó sobre la historia de sus padres biológicos.

Un año más tarde de la charla con su mamá, decidió conocer a su padre biológico, que para ese entonces ya había formado otra familia.

“Lo vi un par de veces, quizás tenía una expectativa altísima, pero jamás lo juzgué ni demonicé. Yo puedo entender lo difícil que pudo haber sido esa situación. Para mí no entra en tela de juicio cómo es él ni con su familia”, dijo sobre Fernando Onetto, que horas antes había dicho en una entrevista que las puertas de su casa siempre van a estar abiertas para su hijo.

“Con el tiempo decidí que no tenía ganas de armar un vínculo nuevo. Ya está así, no necesito verlo ni retomar un vínculo. Tampoco me detengo a pensar por qué él no me buscó”, agregó sobre la relación con su padre biológico, a quien dejó de ver poco después de la muerte de su madre (2009).

Por último, el actor también derribó el mito sobre su nombre que coincide con el de su padre biológico y explicó: “Parece gracioso, pero no. Es porque así se llama el mejor amigo de uno de mis hermanos y ellos eligieron mi nombre”."

Fuente: Pablo Layus.

COMENTARIOS

BAHÍA ESPECTÁCULOS no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. BAHÍA ESPECTÁCULOS se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.