• hace 5 meses
  • Espectaculos

La risa de Pachu Peña es quizás la más contagiosa que se pueda encontrar en los medios argentinos. Sin embargo, cada tanto su costado más gracioso queda a un lado para hacerle lugar a las vivencias de un hombre que mucho ha pasado en sus 58 años de vida.

Este martes, en una entrevista profunda con Ulises Jaitt para el programa radial El Show del Espectáculo, Peña habló por primera vez sobre una situación de abuso que sufrió de parte de un cura. Fue durante su adolescencia, transcurrida en su Rosario natal.

“Yo era muy jovencito e iba a una iglesia muy seguido. Iba a agradecer o a pedir. Me sentaba ahí, a tener un momento tranquilo. Nunca iba a misa. Había un cura que me dijo: ‘A vos te veo siempre’. ‘Sí, vengo acá porque vivo cerca’. ‘Bueno, pasá a mi despacho así charlamos’, me dijo”, comenzó a narrar el humorista.

“Y cuando paso a su despacho, me dijo: ‘Mirá, tengo esos libros ahí en el escritorio’. Me los pongo a ver y viene el cura y me abraza de atrás, con todo, y me apoya. Y le digo: ‘¿Qué haces, la re con... de tu hermana?’. Le pongo un codazo y me lo saco. Lo reputeé y me fui”, agregó.

Pachu admite que jamás le contó a nadie sobre esta situación. “En ese entonces no había Instagram, no había nada. No estaba esta cosa del escrache. Ni siquiera a mis viejos les conté. Yo tenía 16 años, era un nene”. Además, se permitió hacer una reflexión al respecto: “Hay muchos casos de curas que abusaron de chicos. Está lleno, en todo el mundo. Lo que me molesta de esto es que siempre son protegidos. Después los mandan a otros lados, pero siempre se los protege. Me parece que estos tipos deberían estar en cana, si se comprueba lo que es un abuso.

En otro momento de la entrevista, Pachu reveló “el momento más duro” que debió enfrentar. “Fue cuando partió mi madre. Murió cuando yo estaba en Buenos Aires y no llegué a verla en sus últimos momentos con vida. Son cosas que después te reprochás. Tendría que haber viajado. Mi viejo me dijo: ‘No viajes ahora, venite mañana temprano’. Y me quedé con esa espina”.

Entre otros temas que tocó en la conversación con Jaitt, el humorista explicó cómo se prepara para participar de La Academia, el nuevo certamen que presentará ShowMatch en esta temporada: “Estoy ensayando toda la parte de la coreo, que sale bien, pero después en el vivo te puede jugar una mala pasada. El estudio es muy grande. A mí no me asusta eso, pero un segundo de distracción y te podés ir al carajo”, confesó.

También habló sobre qué expectativas tiene para con el jurado, que estará integrado por Pampita Ardohain, Hernán Piquín, Jimena Barón y Ángel de Brito: “Tengo buena relación con De Brito. Si me tiene que castigar, no pasa nada. A mí las balas no me entran. Me han querido afanar con pistolas y cuchillos... ¡mirá si me voy a preocupar por lo que me digan! Lo que no voy a permitir es que me falten el respeto; eso, no. Angelito es un fenómeno, pero hace un papel de malo, con esa seriedad. No le tiembla el pulso. Esperemos que sea objetivo. Yo calculo que me voy a reír. En Corte y Confección, cuando me ponían un 1, me lo tomaba como en el colegio”, comparó.