• hace 3 meses
  • Espectaculos

La Televisión Pública emitirá desde este martes y hasta el viernes, a las 17.30, "Voces para una sentencia. Memorias del Juicio a las Juntas", una miniserie documental de Canal Encuentro que propone recorrer algunos hitos de este largo camino por la memoria, la verdad y la justicia.

El 9 de diciembre de 2020 se cumplieron 35 años del dictado de la sentencia del Juicio a las Juntas, un proceso judicial que se llevó adelante entre abril y diciembre de 1985 contra los máximos responsables de la última dictadura cívico militar.

El proceso oral y público se desarrolló en Buenos Aires y abarcó a los nueve miembros de las tres primeras juntas militares que gobernaron el país entre 1976 y 1983, y que fueron responsables del terrorismo de Estado, la tortura, la desaparición, la muerte de miles de personas y delitos como el robo de bebés y el patrimonio de los secuestrados.

La miniserie consta de cuatro capítulos, cuya sinopsis es la siguiente:

Capítulo 1 - Antes del juicio

Solo un año y medio antes del inicio del juicio y apenas 82 días antes de tener que dejar el poder, el 22 de septiembre de 1983, el gobierno cívico militar promulgó la mal llamada ley de pacificación nacional o autoamnistía.

Capítulo 2 - Ser testigos

En 1985 se llevó adelante la causa 13/84 sobre el Juicio a las Juntas. Fueron 530 horas de comparecencias en donde se escucharon 833 testimonios. Allí hablaron ellas y ellos, los testigos del horror.

Capítulo 3 - El tribunal

El 22 de abril de 1985 comenzó el juicio en contra de las tres primeras juntas militares y todavía se sentía en el aire el poder de los represores. Fueron casi ocho meses de ingresar a la sala para escuchar los testimonios, la estrategia judicial de los fiscales y la defensa de los imputados.

El 9 de diciembre de 1985, el juez de la Cámara Nacional, León Arslanian, leyó la sentencia de un juicio que ya había pasado a la historia.

Capítulo 4 - La sentencia

¿Cuánto tiempo lleva a juzgar a nueve dictadores? ¿Cómo se piensa un alegato y una sentencia en contra de los represores que sistematizaron el asesinato, la tortura y la sustracción de identidades como política de Estado?

En 1985, en la Argentina, cuando todavía el miedo estaba latente, el proceso judicial llevó ocho meses.