• hace 2 meses
  • Espectaculos

Los Museos de Bahía emitieron un gratificante comunicado en el que analizaron cómo fueron las vacaciones de invierno: 

Durante las vacaciones de invierno los museos pudieron recibir, en sus patios y espacios abiertos, visitantes de chiquitas medianas y grandes edades que se acercaron a participar de las distintas propuestas que ofreció cada uno.

En Ferrowhite hubo ensalada de taller Prende, se cosieron historias y juguetes en el Museo y Archivo Histórico, se bordaron nuevos saberes en el ⚓️Museo del Puerto, hubo títeres en 2 Museos, y máscaras y termofusiones en el Museo de Ciencias.
 
En el club Villa Mitre, se llevó a cabo la parte teórica del taller mural de Musealistas. Julián Avellaneda compartió parte de sus experiencias como muralista para ilustrar cómo escalar las ideas del papel a la pared y cómo optimizar los recursos para no derrochar pintura y aprovechar el tiempo al máximo. Próximamente tendrá lugar la parte práctica de este taller, para salir a pintar patrimonio de los museos en algunas paredes de la ciudad.
 
La frutilla del postre vino en bandejitas descartables y estuvo a cargo del equipo de educación de la Dirección de Museos y Arte, con su taller de Criaturas fantásticas inspirado en la serie de monstruos polimatéricos de Antonio Berni. Niñas y niños desplegaron su imaginación monstruosa utilizando materiales de descarte para realizar sus grabados, técnica que utilizaba el genial pintor en sus obras. Mientras tanto, en el patio delantero de 2 Museos, quienes llevaron a les niñes también tuvieron tarea: a partir de cuatro palabras (museos, niños/as, criaturas, monstruos) armaron una historia fantástica que luego presentaron y representaron.
¡Aplausos para todes!