• hace 28 días
  • Espectaculos

El avance de la campaña de vacunación ha permitido a la Universidad Nacional del Sur (UNS) iniciar un paulatino retorno a la presencialidad laboral y estudiantil, luego de casi un año y medio en que la modalidad remota tornó virtuales a la mayor parte de las tareas académicas y administrativas.  

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 todavía no quedó en el pasado y el gran desafío de docentes, no docentes y estudiantes será sostener colectivamente los cuidados para evitar contagios.

La UNS dispone para ello de una nueva y valiosa herramienta: la aplicación “Aforo UNS”, que mediante la asignación de códigos QR a cada dependencia universitaria permite reunir los datos necesarios para asegurar el cumplimiento de los protocolos estipulados y detectar contactos estrechos de eventuales casos sospechosos de coronavirus.

El compromiso colectivo resulta fundamental para el éxito de “Aforo UNS”, ya que cada persona que desee ingresar a un espacio identificado con un código QR debe escanerarlo con su teléfono móvil para generar, de ese modo, los datos a recolectar. Con ello, además, este instrumento digital evita el riesgo infeccioso que supone el uso de planillas y cuadernos para el registro de ingresos y egresos.

Cómo se usa

La utilización de la herramienta es sencilla, ágil y nada invasiva hacia los datos personales. Antes de ingresar a una dependencia, desde el dispositivo debe accederse a este enlace, iniciando sesión con el número de Documento de Identidad y contraseña. En caso de no haber activado aún la cuenta, puede hacerse rápidamente aquí.

Una vez abierta la sesión, será necesario presionar el botón que indica “escanear QR”. Esa acción abrirá el escáner del aparato, cuya cámara deberá apuntar al código dispuesto en la puerta de la dependencia a la que se pretende ingresar.

Al retirarse, es importante no olvidar el registro de salida, también a través de la plataforma en línea. Es tan sencillo con el ingreso, simplemente oprimiendo en la pantalla el botón “abandonar espacio”.

Para facilitar aún más estas operaciones, es posible “descargar” la aplicación en el móvil. Con ello, se evita la necesidad de abrir el sitio web e ingresar a la sesión. Dicha acción, posible desde el menú de opciones del navegador, no instala software nuevo en el dispositivo: simplemente accede de manera directa a un cliente web con el navegador usualmente instalado en el teléfono.

Este breve manual resume los pasos para el registro, ingreso, egreso y descarga. Por su parte, en este enlace pueden leerse más datos sobre la aplicación.

Creación UNS

“Aforo UNS” nació de un concurso lanzado por la propia UNS en 2020, en busca de que sus estudiantes postularan posibles diseños de aplicaciones para monitorear la ocupación de espacios universitarios.

Las bases de la convocatoria especificaban claramente las cualidades y características que debería tener la app para ser de uso masivo y de utilidad para la Universidad. En base a ello, el proyecto ganador fue elaborado por Juan Manuel Suárez, Facundo Marín, Teo Vogel y Franco Culaciati, todos estudiantes avanzados de carreras de informática dictadas en el ámbito del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación. De inmediato comenzó el trabajo para volverlo una realidad.

El grupo estudiantil contó con el acompañamiento de Diego Martínez y Gustavo Distel, integrantes del plantel docente del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación. Distel es, además, trabajador no docente en la UNS.

El último miércoles 18, los estudiantes y el decano de la unidad académica, Marcelo A. Falappa, presentaron oficialmente a “Aforo UNS” ante el plenario del Consejo Superior. La exposición, que transcurrió en los minutos iniciales de la sesión del cuerpo resolutivo, puede verse aquí.

Ese mismo día, Marcelo Falappa y Teo Vogel, uno de los integrantes del grupo creador, compartieron una charla con Agenda Pública, el magazine matinal de Radio UNS.

“Lo que le da un valor agregado (a la aplicación) es que hayan sido alumnos nuestros quienes la diseñaron”, resaltó el funcionario departamental, que destacó que “exploraron muy bien todas las tecnologías existentes para preservar la confidencialidad de las personas”. La aplicación, añadió, “no accede a ningún dato privado, ni del teléfono, ni de su ubicación”.

“El sistema se basa en la buena fe, en que la gente se registre en él”, apuntó Falappa, al tiempo que señaló que la herramienta podría resultar útil a futuro para estudiar otras problemáticas, como mejorar la distribución de actividades o evitar la congestión del tránsito y estacionamiento en los espacios de la UNS.

Vogel, por su parte, señaló que para el grupo estudiantil que integra el trabajo de diseño de “Aforo UNS” fue “una linda oportunidad. Nosotros ya veníamos trabajando en otras aplicaciones, pero nunca para un cliente específico y, menos aún, para algo tan importante como es la UNS”.

“La Universidad puso a nuestro servicio un montón de recursos, nos formó como profesionales y personas durante muchísimos años. Nos pareció una muy linda oportunidad para tomar todo lo que nos dio y darle algo a cambio, poder devolverle aquello que valoramos tanto”, consideró el joven diseñador.