• hace 4 meses
  • Espectaculos

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina eligió a "Argentina, 1985" para competir por el Premio Oscar, un filme que en palabras del presidente de la entidad, Hernán Findling, representa la trayectoria del cine argentino, por lo que es necesario el apoyo a la industria cinematográfica local.

En una entrevista con Télam desde Madrid, adonde viajó invitado para dar una charla en el marco de Platino Industria Iberseries, Findling explicó cómo es el proceso y el criterio de algunos de los miembros de la Academia para dar su voto a tal o cual filme, además de hacer un nuevo llamado para la sanción de la ley de asignaciones especiales para las industrias culturales, que se encuentra trabada en el Senado.

"Esta película es cine argentino en estado puro. Principalmente es argentina, por más que esté Amazon Studios atrás. Rescata valores argentinos, director, guion y producción argentina. Con actores y técnicos argentinos y, además, es un excelente producto argentino. Creo que sería muy bueno tenerla nominada al Oscar. No solo por el premio en sí, sino por lo que puede representar para el cine nacional. El Oscar te da mucha visibilidad y publicidad", dijo el también productor cinematográfico.

En ese sentido, Findling hizo hincapié en que estar en la nómina final de la Academia de Hollywood pone en el radar internacional, para posibles inversiones, al cine nacional. Además, puede abrir las puertas de otros mercados no sólo a los creativos que trabajaron en el filme, sino también a los técnicos. Son oportunidades laborales que el Oscar puede ofrecer.

Sin embargo, el productor también dijo que para que existan películas como "Argentina, 1985", "que tiene un nivel de producción impresionante", también tienen que existir las 190 cintas que se estrenan al año: "Para que Santiago Mitre haya hecho esta película, tuvo que haber hecho 'El Estudiante' (ópera prima, 2011). Para que Mariano Llinás la haya escrito, tuvo que haber escrito otras antes".

"Es necesario que esas películas se hagan para crecer como industria. Hay que equivocarse y no dejar de filmar. Hoy tenemos muy buena competitividad en los técnicos y esto no se hizo de un día para el otro. La única manera de crecer es haciendo películas, que muchas veces son vistas por muy pocas personas, pero que ayudan a hacer crecer a la industria. Es imprescindible potenciar a los ópera primistas", postuló Findling.