• hace 3 meses
  • Espectaculos

Jerry Lee Lewis, padre fundador del rock and roll y último sobreviviente de una generación de intérpretes que rompió moldes como Elvis Presley, Chuck Berry y Little Richard, murió este viernes, a los 87 años, en su casa de Misisipi, al sur de Memphis, Tennessee.

Fue un indomable pionero del rock con un extraordinario talento, energía y ego que chocaron de frente con los escándalos de su vida personal, autor éxitos grabados a fuego en la historia grande del Rock & Roll como “Great Balls of Fire”, “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On”, «Wild On» y que sostuvo una carrera que de también se vio afectada por los escándalos personales.

La música negra de los guetos de su ciudad lo influenciaron desde joven los 14 años actuó por primera vez ante el público, su familia lo envió a una escuela religiosa para encausarlo y que aprendiera música de iglesia, pero lo echaron por tocar una versión boogie-woogie de My God is Real.

Música y escándalos

A los 16 años grabó sus primeras canciones y se casó por primera vez, con una chica dos años mayor que él, Dorothy Barton y con quien duró un año y medio. Ni bien se separó, y omitiendo divorciarse de su primera esposa, se casó en 1953 con Jane Mitchum con quien estuvo cuatro años. Pero el escándalo estalló cuando se contrajo matrimonio con Myra Lewis que sólo tenía 13 años y además era su prima.

Después llegaron cuatro matrimonios más: Jaren Elizabeth Gunn Pate (1971-1982), Shawn Stephens (1983-1983), Kerrie McCarver (1984-2005) y Judith Brown desde 2012 hasta la actualidad.

Jerry Lee Lewis había estado prohibido en varias emisoras por sus movimientos demasiado ‘sugerentes’, pero el matrimonio con su prima adolescente Myra le significó caer en las listas negras.

Sus contratos cayeron en picada y sus discos dejaron de venderse, pasando de ganar 10.000 dólares a 250 por un show. Después de esto, nunca volvió a figurara en los primeros puestos de las listas de grandes éxitos.

Jerry Lee Lewis tuvo una vida realmente salvaje, lo que le valió el sobrenombre de «The Killer» (el Asesino). Cayó en las drogas y el alcohol y en 1976 llegó a ser detenido después de aparecer borracho en la casa de Presley en Graceland, en Memphis, con una pistola cargada de su coche.

En 1985 superó una difícil operación en la que le extirparon un tercio de su estómago. Pero a pesar de la agitada biografía, Lewis sobrevivió al resto de mitos del rock como Elvis, Carl Perkins y Johnny Cash con quienes formó lo que se conoció como «El Cuarteto del Millón de Dólares».

Sus grandes éxitos «Whole Lot of Shakin’ Going On» y «Great Balls of Fire» fueron incluidas en el Salón de la Fama de los Grammy y su antiguo colaborador, el músico y actor Kris Kristofferson aseguró que Jerry Lee Lewis fue “una de las mejores voces estadounidenses de todos los tiempos”.