• hace 3 meses
  • Espectaculos

Juliana Díaz y Maximiliano Giudici, la primera pareja de Gran Hermano 2022, tuvieron sexo después de varios días de miedos y dudas. Después de pasar varios minutos recostados en un sillón dándose besos, dieron la señal de consentimiento -una regla que se aplicó en esta edición- y se dirigieron al sauna, donde se dejaron llevar por la pasión.

Tapados con una colcha que sacaron del living, los participantes hicieron el amor ante una cámara instalada en el jardín que los enfocaba de forma directa. En la gala del domingo, Santiago del Moro los chicaneó por lo que hicieron pero ambos no mostraron arrepentimiento. “Estamos full, full. No hay que perder el tiempo, hay que disfrutar. Más vale. Hay mucho tabú, pero somos todos grandes y sabemos lo que hacemos. Lo importante es disfrutar y pasarla bien”, aseguró la joven oriunda de Venado Tuerto.

El cordobés, por su parte, reconoció que “estaba chocho”. “La verdad es que estoy disfrutando a full”, agregó. Por su parte, su novia cerró: “No hay que olvidarnos de que somos seres humanos. Por mi parte estoy joya”. Días atrás, ambos habían manifestado los motivos por los que no estaban seguros de avanzar. Ella indicó que le daba vergüenza que la viera su hermana menor, mientras que él explicó que era alérgico al látex, por lo que la producción tuvo que acercarle protección de otro material.

Juliana y Maxi tuvieron sexo en el sauna. (Foto: Telefe)

Maxi y Juliana se pelearon después de tener sexo en “Gran Hermano”

Horas después de haber intimado, la pareja se distanció por una discusión que afectó notablemente a Juliana, que no quiso salir de la cama ni comer. En diálogo con Thiago Medina, expuso que Maxi se distanció de ella tras la noche de pasión. “No vino en todo el día a hablar conmigo ni saludarme. Yo soy re buena con él. La otra vez me hizo lo mismo. Soy demasiado buena para que me trate así”, señaló.

Finalmente, el joven se acercó a hablarle y todo volvió a la normalidad.