• hace 4 meses
  • Espectaculos

El fin de semana, Julieta Poggio pasó un momento bastante vergonzoso en la fiesta Bresh que logró superar gracias al ingenio de uno de sus amigos.

«Tenía una pollerita hermosa camuflada, que tenía unos cordoncitos al costado. No sé qué pasó que se me soltó el nudito del costado y me quedé en tanga… por un microsegundo, me quedé tanga en el medio del boliche… literal me quedé en cu.. en la Bresh», contó en sus redes.

Afortunadamente, reaccionó rápidamente y se tiró al piso para poder ajustarse la prenda nuevamente. «¿Podrán salir con un amigo que haga estilismo? El mío, Lucas, vio que tenía unos alfileres de gancho y en la oscuridad, me dijo: ‘listo’ con esto lo solucionamos. Me salvó por suerte», agregó divertida.