• hace 2 meses
  • Espectaculos

Georgina Barbarossa regresó temporalmente a La Peña de Morfi (Telefe) para reemplazar a Diego Leuco y tuvo un mano a mano con Jésica Cirio en medio del escándalo con Martín Insaurralde y Sofía Clérici.

A Georgina Barbarossa no le tembló la voz y le preguntó a Jésica Cirio sobre diversos temas dentro del escándalo que la envuelve. La conductora comenzó a indagar en la relación que tenía la modelo con Martín Insaurralde y quiso saber: «¿No te llamaba la atención el nivel de vida en relación a su sueldo?».

«Mi vida siempre fue igual, los viajes de él fueron a partir de 1993 y yo no estaba casada con él ahí. Yo trabajé para marcas nacionales e internacionales y siempre tuve la suerte de poder vivir bien. Nunca dejé de trabajar desde chiquita. La información que él me daba es que los viajes eran por laburo», manifestó Cirio.

«Para el nivel de vida que yo siempre llevé, los viajes que hacíamos eran algo dentro de mi normalidad. Yo siempre me bancaba mis cosas, mis gastos y mis viajes. Aunque también había gastos en común. Quiero que quede claro que mi vida no cambió en absolutamente nada después de casarme con él. Lo que se vio en los videos no era la vida que llevaba conmigo. Nunca vi una ilegalidad en nada de lo que estaba haciendo. Yo me compraba mis cosas, me daba mis gustos y viajaba como lo hice siempre», afirmó la artista tras la incómoda pregunta de Georgina.